Adelgaza con la dieta de la luna

La dieta de la luna es una de las dietas más antiguas del mundo, como bien indica su nombre, todo es seguir unas pautas con las fases de la luna y dejarnos llevar por la influencia que ejerce en el organismo.

Principalmente en la dieta de la Luna es hacer ayuno los días de luna Nueva y luna Llena comenzando en el inicio de la fase y terminando con el ayuno dos horas después del ciclo lunar. De esta manera se podrá adelgazar hasta 3 kilos en estas 26 horas de ayuno.


Este ayuno no es que consista en no tomar nada, más bien se basa en la ingesta de líquidos como agua, caldos de verdura dietéticos, jugos de fruta sin pulpa y evitar el consumo de lácteos y azúcar.

La explicación de la dieta de la luna se da por el agua que se encuentra en nuestro organismo. El agua sigue por naturaleza el rumbo de los océanos y mares y estos están influidos directamente por la luna y sus diferentes etapas.

Tras el ayuno en Luna llena y Nueva, la dieta continua en el Cuarto Menguante y en Cuarto Creciente, y  más bien es un medio ayuno. En esta fase no se baja tanto peso como en las anteriores, más bien ayuda a mantener el peso y sobre todo a estabilizar el aparato digestivo.

Aquí podemos agregar alimentos junto con los líquidos. Eso sí, evitar mezclar los alimentos y tomar frutas como manzana, naranja, así como las ensaladas que contengan lechuga, apio, zanahoria, tomates. Otro de los alimentos que se puede incluir es el yogurt dietético junto con el puré de calabaza.

Por supuesto fuera de los ciclos lunares, hay que mantener una dieta equilibrada acompañada de agua y líquidos muy abundantes. Y tampoco está probada cientificamente la dieta, más bien es una creencia popular.

Imagen | Nutricionpro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...