Autobronceadores, cuando el sol ya no es necesario

autobronceadores-cuando-el-sol-ya-no-es-necesario

¿Qué os parece estar morena todo el año, sin los inconvenientes que supone tomar el sol? Y todo ello, sin los inconvenientes que suponen las quemaduras solares, los antiestéticos léntigos faciales, los problemas de la piel derivados de los rayos UVA, las manchas o arrugas, y las largas horas de exposición solar. Se abre así la posibilidad de estar morena todo el año, ir con buen color a la playa y lucir piernas.

Los autobronceadores de nueva generación han evolucionado hasta lograr dar a la piel el tono canela perfecto, casi idéntico al que proporciona el sol. Ya no queda ni rastro de su inicial y peculiar olor, su rastro naranja o su complicada aplicación. Ahora existen infinitas posibilidades de colores, formatos y composiciones para todo tipo de pieles. Sólo es necesario ser minucioso a la hora de autobroncearse y el resultado será espectacular. Y lo que es mejor, si no te gusta, ya existen en el mercado productos que borran el producto al instante. ¿Te animas?

Existen muchos formatos de autobronceadores, pero todo ellos contienen un molécula que al entrar en contacto con la epidermis se produce una reacción química de oxidación, así es como se tiñen las células de la piel de la cara y del cuerpo. Hay autobronceadores específicos para cara y para cuerpo. Lo más recomendable es que se utilice el específico del rostro en el rostro y el de cuerpo en el cuerpo, porque el autobronceador de cuerpo tiene mucha más grasa que el de la cara, y poniéndolo en el rostro podría producir una sobrehidratación de la piel.

La clave para aplicarse estos productos es usar un producto que tenga la forma de donde lo estas aplicando (Roll-on, spray, crema con aplicador, etc.) y muy importante, hay que exfoliar bien el cuerpo o zonas en las que se vaya a aplicar. Recuerda que debes aplicar autobronceador cada 3 días para mantenerlo en perfecto estado. Y además, sigue los siguientes consejos:

  • El cuerpo debe estar complemente seco antes de empezar.
  • Si tu pelo es claro, ponte un poquito de vaselina en la línea del cabello para evitar manchar el pelo.
  • Aplícate el autobronceador con guantes plásticos para que no se te manchen las manos.
  • Aplícalo con cuidado: las rodillas, los codos y los pies tienden a acumular la crema; la aplicación tiene que ser uniforme.
  • Aplica la crema de manera uniforme, no tengas miedo de ponerte mucho. Si te aplicas poco es mas fácil que queden decoloraciones temporales.
  • No te olvides de aplicarte autobronceador en el cuello, las orejas y otras áreas menos visibles para obtener un resultado natural.
  • Espera a que el producto se seque bien antes de acostarte o bañarte.

Imagen | RoOoOo!!!

En CentroMujer | Sesiones de rayos UVA, mucho cuidado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...