Autobronceadores para presumir de moreno

Si tienes poco tiempo para ir a la playa pero te encanta estar morena, la solución es un autobronceador. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre este producto.

Autobronceadores o como estar morena sin ir a la playa

Después de un largo invierno de días de frío y lluvia con brazos y piernas ocultos bajo la ropa, llega el momento de descubrirlos para empezar a lucir ropa más fresca que te ayude a soportar las altas temperaturas. El problema es que mires por donde mires, da igual que sean los brazos o las piernas, todo está paliducho y de un color blanco como la leche.

¿Qué se puede hacer para que la piel coja un poco más de color? Pues o te vas a la playa una semana, poniéndote poco a poco al sol para no quemarte o puedes comprar un autobronceador. Precisamente de estos últimos te hablamos en este artículo.

¿Qué son los autobronceadores?

Los autobronceadores son productos cosméticos que ofrecen un bronceado artificial basándose en una reacción química superficial que tiñe la piel de manera temporal. Su principio activo es el DHA (dihidroxiacetona). Este es un derivado natural de la caña de azúcar, que reacciona con la piel provocando un pigmento que aporta el color a la piel. En los años 50, el producto que se usaba era el mucondialdehido que producía un color anaranjado amarillento. Hoy en día este componente ya no se puede utilizar por sus efectos tóxicos.

Las zonas más propensas a teñirse con el autobronceador son los codos, rodillas, palmas de los pies y manos. Los autobronceadores no producen insolaciones ni quemaduras en el cuerpo, pero hay que tener cuidado porque en grandes cantidades reseca mucho la piel.

Tipos de autobronceadores

En una tienda especializada en productos de cosmética podrás encontrarte con distintos tipos de autobronceadores.

  • Cremas autobronceadoras. Estas cremas aportan color a la piel de forma progresiva. Con ellas se adquiere un tono natural en menos de una semana, pero para conseguirlo la aplicación debe ser diaria y es mejor emplearlo por las noches pues la piel lo asimila mejor.
  • Autobronceadores instantáneos. Estos productos tienen el mismo compuesto que las cremas (DHA), pero se aplican en centros de estética con un pulverizador llamado aerógrafo. Su efecto es instantáneo y la piel adquiere al momento un color bronceado que dura entre 5 y 10 días.
  • Pastillas bronceadoras. Son comprimidos que tienen una sustancia parecida al betacaroteno que contienen las zanahorias. Se consumen diariamente durante 20 días y el color se va adquiriendo de forma gradual. Hay que tener cuidado ya que en algunas personas puede aparecer algún tipo de alergia.

Ventajas y desventajas de los autobronceadores

El mayor beneficio de estos productos es que te permiten tener una piel bronceada todo el año sin acudir a la playa. Además, son sencillos de aplicar en casa y están disponibles en distintos formatos: cremas, gel, toallitas… Aunque hace años dejaban residuos naranjas en los codos y las rodillas, hoy en día estos efectos ya no se producen.

Entre sus inconvenientes están que su resultado solo dura unos días (como mucho una semana) y que es necesario saber aplicarlos bien. También se deben seguir al pie de la letra las instrucciones del producto para evitar manchas innecesarias. Los autobronceadores no tienen ningún efecto protector bajo el sol, por eso si vas a la playa no olvides ponerte la crema solar.

Ahora ya sabes que producto puedes emplear para ponerte morena este verano sin tener que ir a la playa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...