Bronce en la piel

Durante el invierno y cuando el frío acecha no nos puede impedir lucir escotes y vestidos cortos. Por lo tanto el mejor aliado es el bronceado artificial.

color

Realmente la cruda realidad es que durante el invierno nos miramos en el espejo y vemos el rostro blanco e incluso pálido. Pero tenemos solución, un toque de bronceado ilumina y alegra cualquier rostro. La forma fácil para conseguirlo es un brochazo de polvos de sol sobre los pómulos y la nariz. Además el autobronceador para invierno son los tonos claros o medios y el truco aplicarlo bien para que quede uniforme.

Después tenemos los escotes ¿qué hacemos con ellos durante el invierno? Ante todo no olvidarlos y, si queremos lucirlo bonito y bronceado previamente hay que hacerle una exfoliación, después aplicar una capa gruesa de crema para cuello y escote con efecto tensor antes de la aplicación. Tras esta cura exprés de hidratación se aplica el autobronceador de manera homogénea. Hay que poner poca cantidad en las zonas óseas más prominentes, como los omóplatos y la clavícula.

No podemos olvidarnos de los brazos para lucir espectaculares con los vestidos que siempre tenemos que tenerlos torneados para las mejores ocasiones. Sin embargo, si te pilla sin ir al gimnasio y con ellos flácidos durante el invierno, el mejor modo de disimularlo es con un bronzer con tinte. Mejor con notas irisadas, además de autobronceador da color inmediato. Si además se utiliza una textura en aceite, se consigue que la incidencia de la luz reduzca visualmente el volumen de los bíceps. Mejor aplicarlos tras la ducha y sobre la piel seca, comenzando por las manos y subiendo hasta el hombro.

Ponerse un vestido corto durante el invierno podemos pensar que es solo de las más arriesgadas, pero no es así. Para ellas hay autobronceadores que simplemente tenemos que procurar se fijen bien para que duren más tiempo. Eso se consigue con un peeling corporal un día antes de la aplicación, seguido de una intensa hidratación. Si el producto es en espray, hay que vaporizarlo en perpendicular a las piernas, con unos 30 centímetros de separación y extenderlo después con las manos.

Con estos consejos conseguirás tener durante todo el año un perfecto color bronce en la piel.

Imagen | Venca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...