Broncéate mejor estimulando tu melanina

Si quieres broncearte debes conocer la melanina y para eso es mejor que sigas leyendo este artículo

leave-1522005_1280

La melanina es un pigmento oscuro que se encuentra en algunas células del cuerpo y es la encargada de de dar color a la piel, al pelo y a los ojos. El nombre de melanina proviene del vocablo griego “melanos” que significa oscuro.

La función de la melanina es proteger la piel de los rayos ultravioleta por eso la piel se “oscurece” cuando tomamos el sol, pero según van pasando los días la melanina se pierde y la piel deja de estar bronceada.

La melanina no se produce de forma espontánea, se activa con el sol y es por eso que nos ponemos más bronceados o menos al tomar el sol según la cantidad de melanina que se produzca en nuestras células. Cuanto más melanina tengamos en el organismo más morena se pondrá nuestra piel.

Cómo se produce el bronceado

A lo largo de la historia la moda del bronceado ha ido cambiando. Hasta principios del siglo XX la piel morena era propia de las personas que trabajaban al aire libre, en el campo, en la construcción y no era adecuado para las clases más altas de la sociedad que evitaban ponerse al sol y cuando no le quedaba más remedio utilizaban grandes sombreros o sombrillas. A partir del año 1920 empezó a ponerse de moda la imagen de una mujer bronceada y comenzó a asociarse el moreno a horas de ocio en la playa.

Pero no en todas las culturas se piensa lo mismo, pues en China y en el sudeste asiático se sigue prefiriendo la piel blanca por las mismas razones de nivel social que imperaban en Europa años atrás.

La melanina es un tinte natural que se encuentra en la piel, en el pelo y el iris de los ojos y es producida por unas células llamadas melanocitos que se encuentran en la capa basal de la epidermis. Según la concentración de la melanina que tengamos vamos a tener un tono u otro de piel. Una piel clara tiene menos melanina que una oscura por eso está menos protegida frente a  los rayos UV.

Según la capacidad que tenga nuestra piel para fabricar melanina podemos clasificarla en diversos fototipos que van desde el nivel I hasta el VI según sea sensible nuestra piel a la radiación solar.

Los rayos UV se dividen en rayos UVA y UVB y UBV

Los rayos UVA no penetran en la piel profundamente y son los que nos broncean.

Los rayos UVB penetran más profundamente en la piel y provocan un moreno más duradero pero también son los que nos provocan las quemaduras

Los rayos UVC son absorbidos por la atmósfera y no penetran en nuestra piel

Los rayos UV destruyen el ADN celular y la melanina es la encargada de paliar este daño. El trabajo de la melanina es absorber los rayos UVB produciendo una reacción química que es la que produce el bronceado.

Cuando estamos demasiado tiempo al sol y nuestra piel ya no absorbe más radiación se produce el enrojecimiento y las quemaduras.

Una vez que nuestra piel activa la producción de  melanina la piel se broncea y no corre el peligro de quemarse.

Si lo que quieres es ponerte morena será mejor que empieces a exponerte al sol poco a poco para que tu piel empiece a estimular la producción de melanina y no corras el riesgo de quemarte.

Trucos para acelerar el bronceado

Cuando llega el verano todo el mundo trata de conseguir un bronceado perfecto que puedes conseguir consumiendo los siguientes alimentos:

  • Tomates, pimientos, sandías, frambuesas… Todos estos alimentos contienen licopeno que actúa como protector celular
  • Arroz, productos lácteos, pescado y carne. Todos estos productos alimenticios tienen Ltirosina y Lcisteina que son aminoácidos que estimulan la producción de melanina
  • Frutos secos que contienen vitamina E que es la encargada de que la piel se conserve hidratada y nutrida y aguante el moreno durante más tiempo
  • Vitamina D. Esta vitamina se produce en la piel cuando se expone a la luz del sol y actúa como protector de la piel y acelerador del bronceado.También ayuda a los huesos a absorber el calcio.

Consejos para conseguir un buen bronceado

Si quieres conseguir un moreno de envidia debes seguir los siguientes consejos:

  • Refuerza tu dieta con alimentos que contengan carotenos y vitaminas
  • Procura mantenerte bien hidratada pues tu piel te lo agradecerá
  • Elige la crema bronceadora adecuada para tu tipo de piel y aplícala generosamente.
  • Procura tomar el sol en las horas adecuadas
  • Empieza a tomar el sol poco a poco para que tu piel tenga tiempo de producir melanina que es la encargada de protegerla de los daños solares
  • En cuanto a las pastillas bronceadoras que están de moda y que prometen un bronceado de ensueño, no te dejes engañar porque nada de lo que prometen está demostrado.

Si quieres que tu piel esté morena este verano, procura tomar el sol poco a poco, en las horas adecuadas y con la protección debida. ¡Ah! y no te olvides de cuidar tu alimentación y de hidratarte adecuadamente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...