Cambios de piel durante la menopausia

Uno de los principales síntomas de la menopausia son los sofocos y la atrofia vaginal, pero no son los únicos. La piel también sufre cambios importantes durante este período, aunque la mayoría no piense que son por la menopausia.

La pérdida de elasticidad, mayor sequedad, aumento de las líneas faciales y del tamaño de los poros son algunos de ellos. En la actualidad, un amplio abanico de tratamientos permite combatirlos.

Todos los cambios fisiológicos se traducen en síntomas muy variados, el insomnio, los cambios de humor y de la piel. Sin embargo, aunque está claro que la menopausia repercute en ella, muchas mujeres desconocen que esos primeros signos de deterioro cutáneo están directamente vinculados a los cambios hormonales de la menopausia.

Las alteraciones experimentadas en la menopausia no afectan en el mismo grado ni con la misma extensión a todas las mujeres. El impacto de los cambios hormonales depende de manera notable del tipo de cutis que se tenga y del estilo de vida que se haya llevado.

Las pieles más blancas son más sensibles al sol que las morenas, que ya cuentan con un factor de protección solar  intrínseca, la melanina, gracias al cual se queman menos. Esta diferencia explica que las personas nórdicas que residen en países soleados como España, al estar genéticamente preparadas para poco sol, tengan más fotoenvejecimiento.

Imagen | lolasola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...