Como cuidar la piel de tu rostro en invierno

En este post, hablaremos de la importancia del cuidado de la piel del rostro, sobre todo en invierno.
Te contaré como realizarte una limpieza de cutis profunda y casera y te daré algunos consejos para cuidarte la piel.
Simples pasos que no te demandarán mucho tiempo, y tu piel sentirá los beneficios de este cuidado.

Como ya hemos visto, el cuidado de la piel es fundamental, en todas las etapas de la vida y cualquiera sea la época del año.

En especial, el cuidado de la piel de tu rostro es importantísimo, ya que es la parte del cuerpo más visible y la que no se puede ocultar.

La piel de tu rostro, merece atención

La piel de tu rostro, merece atención

Ten en cuenta que a pesar de estar en los meses de invierno, en determinadas regiones del planeta, los rayos del sol, siguen estando presentes, por lo que necesitarás proteger la piel de tu rostro, con un factor de protección solar acorde a tu tipo de piel.

Esta época del año, es especialmente recomendada para hacerse las limpiezas de cutis y los peeling, ya que no estás tan expuesta al sol, como lo puedes estar en el verano, de esta manera evitarás manchas e irritaciones.


Lo ideal es realizarse una limpieza de cutis profunda, una vez a la semana.

Para ello, puedes comprar una crema de limpieza para todo tipo de piel, y aplicarla realizando movimientos circulares para remover las células muertas.

Después de esto, es necesario quitarla, con abundante agua.

Luego, viene el pulido, que podrás realizar en forma casera, preparándolo de la siguiente manera: una cucharada de azúcar, una de miel, y unas gotas de jugo de limón.

Dedica unos minutos diarios al cuidado de tu rostro

Dedica unos minutos diarios al cuidado de tu rostro

A esta preparación, te la debes aplicar con ayuda de un cepillo o esponja vegetal, masajeando durante tres minutos la cara (a excepción de los párpados) y el cuello. Enjuagar con abundante agua tibia.

Colocar luego una loción tónica, que podrás preparar también tu casa con dos partes de alcohol y una de agua tibia; la misma, te refrescará, suavizará y humectará.

Finalmente te deberás colocar una crema humectante de acuerdo a tu tipo de piel y a tu edad.

Si tienes menos de 35 años, te conviene una con ADN, colocándotela en los párpados, alrededor de la comisura de la boca y en el resto del rostro.

Si eres mayor de 35 años, conviene que elijas alguna con ceramidas y colágeno la cual deberás aplicar en todo el rostro, cuello y escote.

Algunos consejos adicionales: usa siempre desmaquillante para quitarte el maquillaje antes de acostarte, humecta tu piel a diario, por lo menos antes de irte a dormir por las noches, trata de comer sano, consumiendo abundante frutas y verduras y toma por lo menos dos litros diarios de agua.

Todo este procedimiento, no te llevará más de 30 minutos diarios y tu piel, te lo agradecerá.

Foto 1 de letxunineu en Flickr
Foto 2 de sergio_vigo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...