Cómo exfoliar la piel con exfoliantes naturales hechos en casa

Hoy en nuestro blog volvemos a darte algunos consejos de belleza natural y en este caso te proponemos una buena dosis de exfoliantes naturales para hacer en casa.

exfoliante

Hoy vamos a seguir hablando en nuestro blog Centro Mujer de cosmética, y en este caso lo hacemos con nuevas recetas de exfoliantes con las cuales vamos a poder presumir de tener una piel limpia y sana sin tener que gastarnos ni un solo euro en la compra de productos de cosmética. La idea es aprovechar todos esos alimentos que conocemos son positivos para nuestra piel y utilizarlos para sacar provecho a nuestra belleza. De ese modo tenemos garantizado tanto el ahorro de dinero como el uso de productos que estamos seguros no nos van a causar ningún daño en nuestra piel porque son totalmente naturales. Así que si eres de las que quieren apostar por este tipo de productos, a continuación te enseñamos cómo conseguir hacer algunos de ellos. ¿Te animas?

Exfoliantes naturales hechos en casa

  • La miel: es uno de los mejores aliados para hacer exfoliantes. Todas las propiedades nutritivas que nos aporta el componente natural benefician a nuestra piel de tal manera que podemos apostar por convertirla en el ingrediente a mezclar con cualquier otro tipo de producto que nos permita eliminar las células muertas. Una de las fórmulas más sencillas para sacar provecho de la miel en exfoliantes naturales es precisamente la que tiene que ver con mezclarla con la avena en copos, que en muchos casos utilizamos como desayuno. Si unes en un bol 50 gramos de estos con 2 cucharadas de miel tendrás uno de los exfoliantes más nutritivos que puedas crear.
  • El yogur: de él hemos hablado en varias ocasiones en nuestro blog en el apartado referente a la belleza. Y lo cierto es que sigue mereciendo especial atención por su poder hidratante a la hora de conseguir unos resultados óptimos en la piel a la hora de exfoliar. Exfoliar significa eliminar todas las células muertas de la piel, y precisamente por eso hacemos también un importante daño si no somos capaces de tras el proceso conseguir que recupere sus propiedades, podremos tener problemas. Así, lo mejor es que apuestes por una mezcla de tres cucharadas de yogurt, el zumo de medio limón (tiene propiedades astringentes), y también azúcar moreno como factor para exfoliar la piel.
  • Arroz: del arroz también se sacan cientos de productos cosméticos naturales que podemos comprar y precisamente en este caso en casa también podemos sacarle provecho. Eso sí, para poder preparar un exfoliante natural en el que el arroz sea el gran protagonista lo que tenemos que hacer es precisamente triturar en la licuadora dos cucharadas de éste. A eso habría que unirle un poco de aceite de oliva que será el que nos garantice, como en el caso anterior del yogur la parte que tiene que ver con la hidratación de nuestra piel tras el proceso.
  • Sal: aunque no parece que vaya a ser un aliado en sí mismo la verdad es que sí que puede funcionar de una forma bastante sencilla como exfoliante. Puedes probar a mezclarlo con yogur, con aceites esenciales hidratantes, o incluso si lo prefieres para uno de esos exfloliantes rápidos, utilizar una crema normal hidratante mezclada con sal marina. Obtendrás un buen efecto para eliminar la piel muerta, y una hidratación perfecta.

Beneficios de lo natural

Nuestro estilo de vida ha cambiado, y lo cierto es que cada vez más apostamos claramente por que ese cambio se adapte a otros tipos de modelo de consumo, alejados a los que la época pasada nos dejó como habituales. Invertir en productos que garanticen que están libres de químicos, apostar por lo ecológico, o hacer nosotros nuestros propios cosméticos en lugar de comprarlos son tendencias en alza. Está claro que el ahorro de dinero ha influido mucho en el aumento de esta apuesta, pero también una idea que va calando en la sociedad de que es necesario volver a tener aquellos remedios de la abuela que tan bien funcionaban y para los que no se requerían grandes dosis de productos que no sabemos ni de dónde vienen. Ambas cosas hacen que nosotros hoy hablemos de cómo hacer exfoliantes naturales sin esfuerzo, y que tú estés ahora mismo muy interesada en llevarlos a cabo.

Aún así, cabe recordar que en el caso de los exfoliantes naturales no ocurre lo mismo que en los exfoliantes que compramos en las tiendas y los tiempos de conservación son importantes para que no produzcan reacciones y cumplan el beneficio que estábamos buscando. Así que, en caso de que vayas a poner nuestros consejos de hoy en práctica, te recomendamos que apuestes precisamente a hacer la cantidad que vas a utilizar en el momento para asegurar su frescura o que como mucho hagas un poco más para usar en los siguientes 3 o 4 días.

Imagen: ecokarenlee

Vía: Pour Femme

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...