¿Cómo se usa un rizador de pestañas?

Los trucos de maquillaje son muy efectivos a la hora de sacarle el máximo partido a nuestros cosméticos. En este caso, vamos a enseñarte a utilizar un rizador de pestañas.

rizador pestañas

Así como en el mundo de la belleza todas sabemos los tipos de cremas que hay, o que los maquillajes se adaptan a los diferentes tipos de pieles otorgando uno u otro aspecto; lo cierto es que en el caso de los accesorios del mundo de la belleza, los conocimientos en general, son más limitados. Al fin y al cabo, en esto, las mujeres aprendemos sobre la marcha. Y creo que uno de los más temidos, pero también de los más deseados porque se pueden conseguir maravillas con él es precisamente el rizador de pestañas. Y de él queremos hablarte hoy en nuestro artículo ¿Cómo se usa un rizador de pestañas?.

Lo importante a la hora de ponerte frente a un rizador de pestañas es entender que de por sí, va a conseguir el efecto deseado. Así que si quieres utilizar una máscara, usa una capa muy fina. Más fina de lo que la pondrías utilizando simplemente la máscara. Una vez finalices con este paso, tenemos que pasar al que sería el más importante, y en el que entra ya el rizador de pestañas como accesorio. Tienes que poner en él tus pestañas, deslizando el extremo opuesto del rizador sobre ellas. Ahora solo te queda hacer un ligero movimiento, apretando éste hacia abajo hasta que se cierren las pinzas que lo componen. En ese momento, manténlo durante unos segundos y suelta.

Una vez termines, tienes dos opciones. Ahora tus pestañas ya están rizadas, con lo que notarás la diferencia entre antes de usar el rizador de pestañas y después. Pero quizás quieras marcarlas aún más. Si es así, puedes utilizar una segunda capa de máscara de pestañas por encima, y precisamente con ella, ahora si que puedes abusar de que sea un poco más gruesa. Al terminar verás como sí se nota la diferencia entre utilizar el rizador de pestañas o no utilizarlo. Las que utilizan esta herramienta consiguen más volumen y que las pestañas estén más levantadas. Y con todo esto además, en caso de que no uses la máscara, porque realmente no es necesaria, conseguirás como extra un ahorro importante, y de paso, no abusar de productos de maquillaje en tus pestañas.

Yo creo que hay que perderle el miedo al rizador de pestañas, porque por todas las ventajas que tiene, hay que empezar a darle más uso ¿No te parece?

Imagen: Francisco Javier Argel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...