Consejos infalibles para las ojeras y patas de gallo

Sobre las patas de gallo hay que intentar no aplicar fondo de maquillaje, o poner muy poca cantidad. Preferentemente en una textura muy fluida, ya que si este se introduce en las arrugas, el pliegue se notará mucho más. No apliques por lo tanto tampoco polvo sobre la zona para que el resultado no sea demasiado mate.

Rellena las arrugas de expresión ya que los expertos recomiendan tratarlas a fondo con los dedos. Con la mano del lado que vayas a trabajar, dibuja una ‘C’ con el pulgar en el pómulo, y el índice, en la ceja y abre bien los surcos de las arrugas. Con la yema de un dedo de la otra mano, masajea la crema rellenadora de arrugas hasta que penetre.


También las sombras cobran importancia para  los párpados caídos, por ello se recomienda no abusar de las sombras oscuras. Y si ya tienes muchas arruguitas, evita las sombras luminosas y nacaradas. Para obtener más frescura, utiliza los tonos claros y naturales, siempre en texturas empolvadas.

Las cejas son el 40% de la belleza de un rostro, pero no les concedemos la importancia que merecen. Aprende a diseñar las tuyas en cas con la ayuda de un lápiz, que te servirá de guía para depilarlas.

Coloca el lápiz verticalmente en el rostro tocando con uno de los extremos una aleta de tu nariz. El lugar que coincide con la ceja te marca el lugar exacto donde debe empezar esta.  Sin separar el lápiz de la aleta de la nariz, mueve el otro extremo hasta la altura de la pupila. El punto donde coincida con la ceja te marca el punto más alto que debe tener esta. Y para finalizar, mueve el lápiz hasta el extremo del ojo. El punto en el que coincide el lápiz con la ceja es donde debe terminar.

Imagen | cuidate

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...