Consejos para las piernas cansadas

consejos-para-las-piernas-cansadas

Llevar tacones altos con frecuencia, cruzar las piernas, problemas hormonales (como la menstruación y la menopausia ), etc. Éstas son algunas de las causas de algo muy común en las mujeres, las piernas cansadas. Esto se incrementa tanto con la permanencia de pie mucho tiempo como con el sedentarismo. La circulación se ralentiza y el flujo se estanca, lo que, además de dar pesadez y cansancio, deriva en problemas como las varices, que son bastante molestas y antiestéticas.

Para evitar estos problemas de forma natural y efectiva, lo mejor sin duda es realizar algún tipo de ejercicio (caminar, correr, bicicleta o natación), donde se ejercitan los músculos de las piernas. Además, podemos seguir unas pautas en la alimentación que ayudan a la circulación igualmente, tales como limitar al máximo la ingesta de alimentos salados, ya que aumentan la retención de líquidos.

A continuación, te damos algunos consejos que son determinantes para poder combatir las molestias de las piernas cansadas e incidir directamente sobre la salud general de todo el organismo mejorando así la calidad de vida.

  1. Llevar una dieta Rica en Fibra:  una dieta rica en fibra contribuye a regular y a equilibrar todo el intestino para que funcione correctamente (los problemas intestinales como la irregularidad u otros, influyen directamente sobre la circulación sanguínea).
  2. Beber abundante agua: los líquidos que ingiere el cuerpo son los encargados de eliminar toxinas y depurar todo el organismo en general. Beber abundante agua ayuda a hidratar y a limpiar el cuerpo facilitando la eliminación de grasas y toxinas.
  3. Levantar las piernas: cuando se sufre de piernas cansadas se aconseja dormir con las piernas ligeramente levantadas, lo cual se puede conseguir fácilmente poniendo una almohada debajo de los pies (también acostándose sobre el lado izquierdo del cuerpo).
  4. Llevar ropa cómoda: es aconsejable llevar prendas de ropa que no sean demasiado ajustadas para que la circulación no se vea afectada. Por otro lado el uso de tacones excesivamente altos o suelas completamente llanas también pueden influir en ello.
  5. Hacer ejercicio: realizar toda clase de ejercicio en el que se ejercite toda la parte de las piernas contribuye a mejorar todo su funcionamiento (los ejercicios más aconsejables son la natación, el ciclismo, correr o andar).

Imagen | Oneras

En Centro Mujer | Anticelulíticos, trucos y secretos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...