Cuidados para el cabello si abusas de secadores, planchas y productos químicos

Seguimos hablando de nuevo de belleza y en este caso particular lo hacemos de la mano de consejos para cuidar tu cabello evitando un abuso del secador que puede pasarte una gran factura.

secador

De seguro que en tu día a día abusas de productos químicos para el cabello y de agentes que utilizan el calor para darle forma como es el caso de secadores y planchas. Está claro que no podemos evitarlo en muchos casos, porque si tenemos canas queremos eliminarlas con tinte, y a veces el pelo es tan rebelde que sin secador o planchas sería un verdadero desastre salir con él así a la calle. Sin embargo, aún sin poder evitarlos, lo que sí podemos hacer es cuidar nuestro cabello para que todos estos productos y accesorios afecten a su salud lo menos posible. Y de ello es de lo que queremos hablarte hoy en Centro Mujer ya que vamos a hablarte de cuidados para el cabello en caso de abuso de estos. ¿Te animas a tomar nota y a mejorar el tuyo?

  • Planchas de pelo: son un gran aliado para las que sueñan con un cabello liso y no lo tienen por genética. Aunque en la actualidad hacen mucho menos daño del que hacían antes, sí que es cierto que todavía se venden en el mercado habitual productos que son perjudiciales para el pelo, y que dado que las utilizamos directamente sobre éste sus efectos van a ser imposibles de paliar del todo. Al igual que te vamos a recomendar en el caso del secador, deberías reducir su uso, y siempre utilizar aquellas que te aseguren el máximo cuidado. La turmalina es el material más recomendado en estos casos, que junto con un protector del calor deberían ser suficiente para que tu pelo no se resienta tanto y recupere su salud.
  • Los secadores: aunque son el accesorio más utilizado para moldear el cabello y también para no salir con el pelo mojado en los días más fríos, son también los más dañinos para éste por su continuado uso. Si bien el consejo más claro es que reduzcas en la medida de lo posible el uso de esta herramienta, de no ser el caso, lo que puedes hacer es mantenerlo a una distancia prudencial, apostar por difusores de aire lo más largos posible para que éste no llegue tan caliente a tu cuero cabelludo, y sobre todo siempre que el tuyo lo tenga, regular al mínimo la temperatura. El uso del aire frío como toque final es una gran ayuda para evitar la aparición de puntas blancas por el exceso de daño producido por el calor del secador entre otros.
  • Productos químicos: sobre todo por los tintes, que son los que más dañan el cabello, debemos prestar la máxima atención a los componentes que tienen. Así, no es suficiente con pensar en el amoníaco. En la actualidad muchas marcas los han sustituido por otros productos derivados que causan el mismo efecto y que al final suponen un verdadero problema a la hora de tratar dolencias como la caída del cabello por debilitamiento, la pérdida de vitalidad o la falta de brillo. Si no puedes renunciar al tinte, entonces opta por comprar uno de la máxima calidad con la menor cantidad de productos agresivos posibles. También puedes si lo prefieres elegir baños de color en lugar de coloraciones pemanentes. Las primeras suelen ser mucho menos dañinas.
  • Tratamientos especiales: los alisados o las permanentes resultan también muy agresivos contra el cabello. Y aunque lo mejor es evitarlos como ocurre en todos los demás casos, muchas mujeres no se resisten a probar las últimas técnicas en peluquería para moldear a su gusto el pelo. En ese caso, lo mejor es que aproveches precisamente la recomendación que te haga tu peluquero sobre productos específicos para tratar de cambiar el efecto químico que estos tendrán en tu cabellera. Además, él al ver tu cabello puede indicarte las dolencias que sufre y darte el tratamiento específico más ajustado a las necesidades de éste.
  • Extensiones: sobre las extensiones ya te hemos hablado en nuestro blog, y aunque en principio se trata simplemente de añadir cabello que no es tuyo para dar volumen o simular longitud, sí que es verdad que pueden traernos consecuencias. Sobre todo las relacionadas con cargar desde la raíz con todo ese peso que nos supone extra y para las que nuestro pelo no está preparado en caso de tenerlo dañado o tocado por alguna o varias de las causas que hemos detallado anteriormente.

Además de todos esos detalles que te hemos explicado en los párrafos anteriores, es cierto que podríamos encontrar consejos básicos de cuidados para paliar todas esas situaciones. Aunque de ellos también hemos hablado, cabría destacar el uso de acondicionador siempre, de mascarilla nutritiva una vez por semana, y de champús específicos que permitan eliminar las impurezas pero sin dañar nuestro cuero cabelludo con químicos innecesarios. Y con todo esto, creo que ya puedes aplicar lo que quieras en tu pelo con moderación sin preocuparte de causarle excesivos daños.

Imagen: Desadaptado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...