Deliplus, un ejemplo del éxito de las marcas blancas

deliplus-ejemplo-exito-marcas-blancas

Realidad o mito, he aquí mi dilema. Desafortunadamente no dispongo de ningún supermercado Mercadona cerca, por lo que no soy consumidora de ninguno de sus productos. Pero ante las inmensas muestras de satisfacción por parte de practicamente todo el mundo que conozco, decidí coger el coche e irme ante la búsqueda de uno de estos famosos supermercados para realizar mi típica compra mensual.

De momento nos centramos en una de sus marcas propias, la cual seguro que  es conocida a día de hoy por un gran porcentaje de vosotras: Deliplus, la línea cosmética de los supermercados Mercadona. Lejos de aconsejaros en cuanto a los buenos, malos y/o regulares productos de esta línea (esos consejos los dejamos para más adelante, ahora estoy sumida en la labor de probarlos y ver sus efectos), en primer lugar vamos un poco más allá. ¿Porqué han tenido tanto éxito estos productos entre los consumidores?, ¿es merecido este triunfo frente a otras marcas blancas?, ¿lo barato puede llegar a ser bueno?.

  • Marcas blancas, ¿qué son?

Una marca blanca, también llamada marca del distribuidor o marca genérica, es la marca perteneciente a una cadena de distribución (generalmente, híper o supermercado) con la que se venden productos de distintos fabricantes.

Precios más bajos y calidad garantizada por el hipermercado son los puntos fuertes de estos productos. En estos momentos, representan el 40% de todos los que se venden en España en el sector de la alimentación, la limpieza y el aseo personal. En su favor ha actuado la tan famosa crisis, que no ha hecho más que acelerar su imparable éxito.

  • ¿A qué se debe su gran éxito?

Aunque una gran parte de los consumidores habituales de marcas blancas lo son «por necesidad», otros lo son «por reflexión». Y es que el éxito de las marcas de distribuidor se explica por el cambio en la mentalidad de los consumidores, ya que cada vez son más los compradores racionales, que valoran sobre todo la relación calidad-precio.

Para el cliente, la ventaja fundamental de las marcas blancas es el precio, más competitivo que el de la marca de fabricante, con una calidad parecida que queda garantizada por el propio establecimiento comercial.

Para los fabricantes y los distribuidores el negocio es redondo, siempre y cuando no se publique su relación. Los primeros, porque el consumidor nunca compraría un producto de marca más caro si supiera que el de distribuidor lo hace la misma casa. Los segundos, porque su objetivo es fidelizar a los compradores a su propia marca, y puede que en un momento determinado, tengan que cambiar de fabricante.

  • ¿Por qué son más baratos?

La razón fundamental es que su precio no soporta los gastos en publicidad y marketing que sí cargan las marcas líderes. Además, los distribuidores presionan a los fabricantes para que fabriquen más barato y, como encargan enormes cantidades, el producto se abarata.

Un punto conflictivo es la garantía de calidad de los mismos: el distribuidor no puede permitirse el lujo de vender un artículo de baja calidad o defectuoso con su marca, porque dañaría su imagen. Pero, al mismo tiempo, su presión para reducir los precios es tan fuerte que puede llevar a los fabricantes a abaratar costes, por ejemplo, en las materias primas.

Imagen | Mercadona

En CentroMujer | Ataca la flacidez facial a los 40, Exfoliación, el secreto de una piel radiante, Las facturas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...