El club de las pieles sensibles

Si tenemos en cuenta que el 58% de las mujeres tienen la piel sensible es para tomar medidas pero sin poner el grito en el cielo, y que a muchas de ellas se le incrementan los síntomas por no usar los cosméticos adecuados, es hora de tomar medidas.

Solución para mujeres con piel y ojos sensibles.

El primer síntoma para saber si tienes la piel sensible son las conocidas rojeces son el principal síntoma y sobre todo derivados por los cambios de temperatura, aunque son más factores los que influyen en el proceso, uno de ellos la genética pero se puede plantar cara con los cuidados esenciales. Sobre todo mantener la piel al margen de agresiones externas, tales como la radiación ultravioleta y los contrastes térmicos bruscos.

Otra medida para no agrandar los síntomas es tener un buen uso de las cremas cosméticas, si son agresivas las hormonas también juegan en nuestra contra. En concreto, en la menopausia, porque el descenso hormonal provoca cambios importantes en la piel, que se vuelve más frágil y vulnerable, e incluso puede convertirse en una piel sensible. Por lo tanto aunque durante años tengas la piel normal, si sufres cambios hormonales también te puede cambiar el tipo de piel y ser más sensible.

Las manifestaciones son el picor, ardor, tirantez, rugosidad e, incluso, se puede tener una o varios brotes de quemazón en la mejilla, ya que la piel sensible tiende a no retener mucho el agua y los lípidos. Para ello hay que aplicarse una crema hidratante o cualquier producto cosmético y evitar los cambios bruscos de temperatura.

Tampoco hay que dejarse engañar porque siempre que las mejillas están sonrojadas no siempre son síntoma de buena salud. En ocasiones, ese rubor esconde un problema de lesiones de tipo vascular, que enrojecen los pómulos, como la cuperosis y la rosácea.

Las piel sensible tiende, en su mayoría, a la sequedad, pero ello no significa que tengas una piel sensible, puede ser seca, ya que  se muestra descamada y con falta de luminosidad, pero tolera todos los cosméticos, mientras que la sensible es intolerante a la mayoría de ellos y hay que usar cremas exclusivamente para pieles sensibles.

Eso sí este tipo de pieles suele a envejecer antes de tiempo y salir las molestas arrugas, por lo tanto necesitan de más cuidados que los demás.

Imagen | Vichy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...