Gana luminosidad y adiós a las ojeras

Los ojos son una zona de alto riesgo porque la piel que los protege es cinco veces más fina que la del resto de la cara, y a pesar de ser tan frágil, está sometida a movimientos continuos.

Dormir poco o mal, seguir una dieta desequilibrada, fumar, etc, pueden provocar la aparición de las delatoras ojeras, que restan luminosidad a la mirada.


Los que están formulados con vitamina C son las mejores herramientas antiojeras que existen porque revitalizan y aclaran el tono de la piel al tiempo que reactivan la mircrocirculación sanguínea de la zona. Otras buenas activos son el rusco y la vitamina K.

¿Cómo disimularlas? Con un buen corrector de color beige claro, si las ojeras son marronáceas, o beige anaranjado, si son violáceas. Extiéndelo suavemente, cubriendo todo el párpado inferior y, si es necesario, el lagrimal.

Si eres propensa a las ojeras, acostúmbrate a dormir boca arriba a fin de favorecer la circulación de la sangre y evita el rimmel en las pestañas del párpado inferior. Lo único que conseguirás es acentuarlas.

Para estar aún más radiante e incluso quitarte unos años, un toque de iluminador bajo la cola de las cejas las hace parece más altas, lo que rejuvenece los ojos al instante. Para alargar las pestañas hasta el infinito, un gesto que abre la mirada como por arte de magia, ve girando el cepillo del rímel mientras te extiendes la máscara.

Si te aplicas por el párpado inferior un antiojeras uno o dos tonos más claro que el color natural de tu piel, tus ojos se verán más luminosos y jóvenes. Iluminar el lagrimal, un punto estratégico en el maquillaje de ojos, con una sombra nacarada o con el iluminador es otra buena táctica.

Unos ojos brillantes son sinónimos de una mirada despierta y alegre. Si no te brillan de forma natural, consíguelo de forma artificial. Los colirios a base de Eufrasia hacen maravillas.

Imagen | lasojeras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...