Beneficios de las cremas de noche

Las cremas que nos aplicamos por la noche actúan mientras dormimos y así en la mañana nos levantamos con el cutis más luminoso, por lo tanto es un hábito que tenemos que adquirir a diario.

Además, no es ningún secreto que cuando dormimos bien, al día siguiente tenemos mejor cara. Por el contrario, si no descansamos lo suficiente, nos levantamos con las arrugas más marcadas, ojeras y un tono de piel muy apagado.

Por ello necesitamos una renovación total por la noche. La  piel, por la noche se regenera más rápidamente que durante el día y así repara las agresiones del sol, las inclemencias y la contaminación ambiental. Por otro lado, la relajación facial nocturna ayuda a drenar las toxinas y atenuar las líneas de expresión. Y por supuesto por la noche, la piel absorbe mejor los principios activos.

Las cremas de noche ejercen su función y es todo un proceso que a medida que cumplimos años se hace más lento y la dermis tarda más en renovarse. Hoy en día, las cremas son calmantes, hidratantes y antiinflamatorias y por supuesto las hay con activos antiedad.

Si comienzas con el hábito de aplicarte cremas por la noche, notarás los resultados en tu piel tras dos o tres semanas. Verás que las líneas de expresión están menos marcadas. Gracias a la aceleración de la renovación cutánea y por supuesto retrasan la aparición de arrugas. Notarás un tacto más suave.

Sus activos hidratantes restablecen el equilibrio de la piel y la dermis estará más firme y elástica. Los activos antiedad estimulan la producción de colágeno en la piel. Claro que, a pesar de aplicarse las cremas nocturnas hay otros tratamientos para ayudar como pueden ser las mascarillas nocturnas ideales para aplicarse durante las horas de sueño. Son perfectas para lucir un cutis radiante al día siguiente.

Imagen | Nivea

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...