Labios cortados, ¿cómo combatirlos?

Los labios agrietados son un clásico de los inviernos de frío seco. Para combatirlos, además de la crema de cacao, hay ciertos remedios y cambios de hábitos que resultan muy efectivos.

En tierras mediterráneas se suele decir que cuando no hay humedad es cuando mejor se soporta el frío, por aquello de que el frío húmedo cala en los huesos incluso a través del más tupido de los abrigos. Leyenda o realidad, el frío seco tiene una consecuencia que acaba por afectar también a quienes son poco propensos: los labios cortados o agrietados.

La solución estándar para los labios cortados la conocemos todos. Se trata de las barras de crema de cacao, aquellas que muchas descubrimos de niñas jugando a pintarnos los labios. Las personas más propensas a sufrir sequedad en los labios tienen incluso una marca de referencia para este menester, la cual han escogido tras años de pruebas.

Son precisamente estas personas las que, en tiempos de frío seco, más necesitan un refuerzo para el bálsamo labial. Esto no significa nunca abandonarlo. Todo lo contrario, es imprescindible salir de casa con él aplicado y llevarlo a mano para poder utilizarlo se esté donde se esté. Sin embargo, algunos remedios caseros y ciertos cambios de hábitos contribuirán a que los labios luzcan espléndidos.

Para empezar, es bueno saber que la sequedad se debe sobre todo a la deshidratación, así que una forma obvia de combatirla es beber mucha agua. Los alimentos ricos en vitaminas A, B, y C también nos ayudarán a mantener los labios a raya. Por ejemplo, el zumo de naranja, las zanahorias o el tomate.

Fumar también reseca los labios, así que esta época es un buen momento para dejarlo. Y ciertas sustancias usadas en nuestro higiene diario tampoco son buenas consejeras. Sirvan de ejemplo marcas de dentífrico, sobre todo con sabores, o las cremas y tónicos utilizados para desmaquillarse. En ese sentido, vale la pena cambiar de pasta de dientes en caso de notar sequedad labial, y también utilizar cremas a base de almendra dulce para desmaquillar los labios. Este fruto es magnífico para su cuidado.

Algunos remedios naturales, sobre todo aplicados a la hora de irse a dormir, nos ayudarán y mucho a evitar el problema. Sirvan de ejemplo la aloe vera (natural o en crema), el aceite de oliva o el pepino. Las más atrevidas pueden optar por la miel o por la manteca de cerdo, si no les da mucho apuro eso de pringarse los labios.

Si aún así el problema persiste, algunas fuentes recomiendan el bálsamo que se utiliza para el cuidado de la piel de bebé, pues aseguran una alta efectividad. En general cualquier bálsamo hidratante es un buen consejero.

Se elija la opción que se elija, hay dos cosas que jamás debemos hacer. La primera es lamer los labios, pues pese al alivio instantáneo, la sequedad regresará con más intensidad una vez que la piel se seque. La segunda es no arrancarse las pieles, ya que de nuevo solo agravaremos el problema.

Y recordad que si vuestra sequedad no tiene solución, puede deberse a un problema dermatológico, y en ese caso lo recomendable es consultar con un especialista. ¡Mucha suerte con el duro invierno!

Foto: slgckgc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...