Las cicatrices y remedios para tratarlas

cicatriz-tratamientos

La mayoría de las mujeres y personas por alguna razón tenernos una cicatriz que nos recuerda alguna experiencia de nuestra vida. Un corte, quemaduras, operaciones o enfermedades como el acné puede dejarnos un recuerdo en la piel como cicatriz.

Las cicatrices se distinguen y pueden resultan estéticamente incómodas durante todo el año, pero especialmente ahora que llega el buen tiempo algunas de ellas no podemos esconderlas.

Cuando se tiene lugar algún motivo de los anteriores, las distintas capas de la piel (dermis, epidermis y el tejido subcutáneo) se ven afectadas tanto en su forma como en su función. Nos gusten o no, las cicatrices son el resultado de la curación de una herida o lesión.

Y como tal, existen personas con mayor o menor tendencia a desarrollarla. Aunque como primer consejo es tratarla inmediatamente, limpiarla y acudir al dermatólogo si es necesario, mantenerla tapada los primeros días, no mojarla y no exponerla al sol durante un prolongado tiempo.

Claro que hoy en día hay toda una línea de cremas y tratamientos cosméticos dedicados a esta preocupación. Y sus componentes más comunes son la baba de caracol, el aceite de emú y sobre todo el de rosa mosqueta que está revolucionando el mundo de la cosmética por sus propiedades beneficiosas para la piel.

También existen parches de silicona, que deben mantenerse sobre la cicatriz al menos 12 horas por día. Actúan absorbiendo el exceso de colágeno para disminuir la diferencia de aspecto en la piel.

En cuanto a las técnicas de camuflaje, hoy existen los maquillajes que pueden esconderlas muy bien aunque no tratarlas. Pero como en casi todo, también tenemos remedios caseros y es recomendable hacerlo antes de acostarse para que puedan actuar durante la noche.

  • Mascarillas de zanahoria: hervida y hecha puré. Una vez fría, se aplica y se deja actuar durante veinte minutos.
  • Exfoliación dulce: mezclamos azúcar y miel hasta formar una pasta espesa, y tres veces por semana frotamos suavemente la cicatriz en forma circular. Se enjuaga luego con agua tibia.
  • Compresas nocturnas: mezclamos jugo de un limón con dos cucharadas de leche y aplicamos en la zona. Cuando está seco, aplicamos una capa de pulpa de aloe vera encima y vendamos. A la mañana, lo retiramos con una crema hidratante.

Espero que te hayan servido de ayuda éstos consejos.

Imagen | Tratamientos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...