Las claves de un buen protector solar

leche-solar

Siempre que compramos una crema solar nos fijamos únicamente en el factor de protección y en el nivel de bronceado que nos va a ayudar a coger. Sin embargo, hay muchos más elementos en los que debemos fijarnos a la hora de elegir una crema solar.

– Hay que comprar un producto que sea de textura ligera y que no tenga perfumes. De esta manera será apto para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.

– Es conveniente que protejan contra los rayos UVA y UVB.  Los primeros son rayos ultravioleta de largo alcance. Penetran en las capas profundas de la piel y son los mayores causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Están presentes durante todo el día y todos los días del año. Atraviesan el cristal, las nubes, el agua… Por su parte, los rayos UVB tienen menor longitud de onda que los UVA, pero de gran energía. Sus efectos se perciben rápidamente sobre la piel y son los responsables de las quemaduras.

-Se recomienda que lleven antioxidantes. La vitamina E y C no sólo combaten los radicales libres provocados por el sol, sino que además reducen el número de células de la epidermis que muestran una alteración de su núcleo.

-Nuestro protector solar debe ser a prueba de agua porque 80 minutos después de inmersión en el agua mantiene su protección inicial mientras que el resistente al agua, sólo dura 40 minutos. De todas formas, cuando se salga del agua hay que volver a aplicar la crema porque con el simple roce de la toalla nos podemos quitar un poco de loción solar.

Más información: Hola

Foto: Bernardo ST

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...