Liposucción sin cirugía: técnicas que deberías conocer

Cada vez son más las técnicas de medicina estética en las que se elige renunciar al bisturí. En este caso te hablamos de las más conocidas en el caso de la liposucción sin cirugía.

cirugia

La liposucción se define literalmente como una eliminación de grasa acumulada. Sin embargo, no todas las técnicas de liposucción son iguales. De hecho, generalmente pensamos en ella como una operación que requiere quirófano y cirugía, y aunque ésta existe, no es la única que puede englobarse dentro de este gran grupo de operaciones de estética. Si eres de las que están interesadas en la liposucción sin cirugía, deberías tomar nota de los más importantes tratamientos que existen actualmente en el mercado.

De hecho, te sorprenderá saber que no es necesario usar ni un poco el bisturí para eliminar la grasa. Probablemente ya conozcas la ultracavitación, a la que hemos dedicado una guía completa en nuestro blog. Pero lo que te planteamos en este caso es precisamente conocer nuevas ideas en las que te puedes basar si quieres eliminar grasa concentrada, pero no quieres pasar por un quirófano y una operación que requerirá unos tiempos de recuperación importantes. ¿Qué dices? ¿Te animas a descubrir más en esta guía sobre la liposucción sin bisturí?

Técnicas de liposucción sin cirugía

Dentro de las alternativas que se ofrecen en el mercado de la cirugía estética que no tienen intervención quirúrgica y se asemejan a la liposucción podemos destacar tres: la lipoescultura por alimentación,

Lipoescultura por alimentación

alimentacion

Esta técnica parte de la base de que en nuestro cuerpo hay cuatro grandes glándulas que acumulan la grasa. Por ejemplo, el responsable de que tu grasa esté siempre en la zona del abdomen es el páncreas, aunque las demás podrían estar también influyendo en que esa acumulación no se elimine. Sobre todo la conocida como pituitaria. Y ¿qué ocurre con estas glándulas y cómo eliminar la grasa?

Muy sencillo, esta técnica de lipoescultura sin cirugía parte del estudio de éstas y de recomendaciones básicas a la hora de elegir los alimentos y mejorar nuestra dieta. Si se consigue identificar la zona en la que se concentran esos lípidos, y hacer referencia a la glándula responsable, podríamos intentar, mediante una dieta controlada y estricta evitar que ésta se acumule. Pero, ¿cómo puedesa saberlo en tu caso?

Lo mejor es que consultes a un médico especialista porque como dije al principio son cuatro las glándulas responsables, y unas influyen sobre las demás. Pero para poner un ejemplo que deje más claro como es esta técnica de liposucción, creo que vamos a explicarte algunos de los alimentos que deberías eliminar en caso de que la concentración de grasa se deba precisamente a la influencia del páncreas en la zona abdominal.

Alimentos que debes evitar para reducir la grasa del páncreas

Para conseguir mejorar esta zona y eliminar parte de la grasa que se ha acumulado por este órgano lo que debes hacer es reducir drásticamente el número de carbohidratos que ingieres, sobre todo en lo que se refiere a los azúcares. Además, por ser sustancias que incentivan la actividad de este órgano hay también que tener mucho cuidado con el café, las bebidas de cola y otros elementos que incluyan cafeína en su composición.

Mesoterapia

liposuccion sin cirugia

¿Te suena el título de mesoterapia pero no lo asocias a una liposucción sin cirugía? No te preocupes. Es totalmente normal ya que esta técnica se utiliza para un montón de cosas mucho más allá de la medicina estética y de la operación de la eliminación de grasa de la que te estamos hablando hoy. En realidad, la mesoterapia es una técnica que permite introducir mediante agujas en la piel medicamentos y toda una serie de sutancias que persiguen un objetivo específico.

Al poder utilizarse para diferentes tratamientos, dependerá mucho de lo que se quiera con ellos el líquido que se nos inyecte. En el caso de las liposucciones que utilizan esta técnica lo que se hace es utilizar activos que hacen que la grasa se despegue, así como vitaminas, minerales y otros elementos que pueden ayudar a reducirla de manera considerable. Es una técnica no invasiva que además no requiere de anestesia. No se puede considerar operación en sí misma ya que no hay cirugía alguna.

Los avances científicos

Está claro que las operaciones de quirófano siguen dándonos mucho miedo, y la medicina estética, sin la que se supone que podemos vivir es una de las que más dudas genera en quién se lo está pensando. Muy probablemente si la mayoría de las personas que quieren mejorar algo en su cuerpo pudieran hacerlo sin tener que verse frente a un bisturí, dirían hoy mismo que sí. Pero como esto no es siempre posible, muchos se echan para atrás ante el hecho de tener que dejarse ver por dentro, someterse a la anestesia general y recuperarse luego en el hospital.

Aunque las intervenciones sin cirugía suelen ser más lentas que los procesos propiamente conocidos como intervención quirúrgica, es cierto que no causan efectos secundarios, son apropiadas para un mayor número de pacientes y no tienen el molesto post-operatorio del que tantas veces se pretende escapar.

Pero las que te hemos mostrado hoy como técnicas de liposucción sin cirugía son solo algunas de las que se ofrecen en el mercado de forma mayoritaria. Después, cada clínica de cirugía estética busca sus propios métodos que permitan conseguir el sueño de cualquiera que se dedique a esto y de cualquier paciente: mejorar el cuerpo sin recurrir a cortes. Por esa razón, si realmente te interesa hacerte una liposucción de este tipo te recomiendo que consultes con profesionales de tu ciudad. Puede que en esa clínica que tienes muy cerca de tu casa te encuentres con soluciones que no hemos mencionado aquí y que todavía se ajustan más a tu perfil. Cada vez más las clínicas apuestan por distinguirse, y ante la gran competencia que se ha abierto es normal que quieran hacerlo de este modo.

Por último, aunque resulta realmente obvio hay que señalar que si bien una liposucción sin cirugía no tiene grandes riesgos, no por eso puede ser llevada a cabo por alguien que no sea un médico profesional. Igual que el resto de tratamientos a los que sometemos nuestro cuerpo se requiere de un control, y sobre todo de la seguridad de que no vamos a poner en riesgo nuestra salud. No es poco lo que te juegas si acudes a clínicas que no lo son por ahorrarte un poco de dinero. Si no puedes permitirte la operación por temas económicos, mejor posponerla para cuando sí puedas que no arriesgar tu vida en ello. Que no haya bisturí no significa que algo pueda no salir bien y tener que tomar medidas rápidamente. Un profesional está preparado para hacerlo. Otra persona sin conocimientos, no.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...