Mejora las varices con aceite de lavanda y ciprés

mejora-las-varices-con-aceite-de-lavanda-y-cipres

El aceite esencial de lavanda es uno de lo más utilizados por sus propiedades relajantes, analgésicas y antisépticas, mientras que el aceite de ciprés actúa como un buen tonificante venoso.

Ahora bien, las varices, además de delatar un trastorno circulatorio, constituyen un problema estético para muchas mujeres además de molesto. De ahí este remedio para mejoras el estado y activar, al mismo tiempo, el riesgo sanguíneo.


Además tomar un baño de agua tibia puede convertirse en un tratamiento relajante y terapéutico. Si a ese baño le añades dos o tres gotas de aceite esencial de lavanda y otras tantas de aceite esencial de ciprés, previamente diluidas en una cucharada de vinagre, de leche o de agua jabonosa.

Se conseguirá con este natural cóctel de esencias aromáticas activar la circulación de la sangre y mejorar el estado de las varices.

Para que el remedio funcione, no debes permanecer dentro del agua más de diez minutos y el agua debería estar a una temperatura templada, ya que el calor entorpece la circulación de la sangre.

En otoño e invierno, cuando ya no apetece tanto darse el baño con agua tibia, puedes diluir de 2 a 3 gotas de aceite de ciprés en aceite de germen de trigo y masajear las piernas con la loción.

También el aceite de lavanda se usa como relajante muscular para aliviar los dolores provocados por una tensión muscular o nerviosa, y los baños con esta esencia se hacen  baños relajantes, ideales para después de una larga jornada de trabajo.

Imagen | iesmás

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...