Miel y avena para pieles sensibles

 miel y avena para pieles sensibles

Muchas veces hemos comentado la importancia que tiene una buena exfoliación para la piel, ya que ello nos evita acumular esos residuos que hacen no respire la piel e impida que penetren bien las cremas hidratantes y si encima tienes la piel sensible con más razón de peso para que tengas un cuidado especial de cara a exfoliarte, ya que puede irritarte más la piel.

Mucho cuidado con los productos que se usan ya que las pieles delicadas tienen da ser muy blancas y cualquier irritación se nota con una piel enrojecida.  Pero para que puedas exfoliarte la piel sin problemas, hay un remedio natural.

Tan sólo tienes que tener miel y avena.  La mezcla se prepara con una cucharada de miel y otra de avena molida. Te la aplicas sobre la cara y el cuello, dejándolo actuar durante unos 10 minutos. Una vez pasado este tiempo, se efectúa un suave masaje por la zona.

Con este remedio natural conseguirás tener una piel limpia, renovada, libre de impurezas y sin tener que pasar por las irritaciones de la piel al tener la piel sensible.

La miel es rica por su alto contenido en ceras, azúcares y minerales, de ahí sea un excelente producto limpiador para la piel y la avena ayuda a eliminar las imperfecciones de la piel. Aplicándote la mascarilla una vez a la semana notarás como tu cutis está limpio y radiante sin ningún problema.

Imagen |  Matt Lavin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...