Mima tus zonas olvidadas como rodillas y codos

Las llamadas zonas olvidadas de nuestro cuerpo como pueden ser las rodillas, codos e incluso los talones y espalda, al no tenerlas a la vista, las solemos olvidar o descuidar más que otras zonas y con ello le restamos atractivo, por lo tanto hay que cuidarlas igual que el resto del cuerpo.

La piel que cubre los codos y las rodillas es especial, al ser más gruesas que otras partes, las glándulas sebáceas son escasas y se distribuyen de forma irregular. Para tenerlas más suaves hay que aplicar tratamientos intensivos.

Primeramente exfoliar una vez por semana y en la ducha, así eliminamos las impurezas con el guante de crin y una crema que contenga micropartículas. Una buena hidratación a diario con leche corporal hasta que se absorba por completo hará que la piel se note más suave, procura aplicarte bien la crema en codos y rodillas hasta que la absorba por completo.

Cada noche, aplica un aceite de almendras o germen de trigo o una manteca corporal que es más rica en activos protectores y suavizantes como el karité y la jojoba. Por otro lado si tus codos y rodillas están enrojecidos, te pican y se descaman, usa cremas con avena o álore.

Tampoco hay que olvidar los talones para que estén sedosos y sin grietas. Éstos con el peso y el roce del calzado favorecen la sequedad y callos en los pies. Un zapato que se adapte bien con una buena suspensión es una excelente inversión.

Para que no tenga durezas, en la ducha, frota los talones con lima o piedra pómez. Sécate y aplica una crema con urea o ácido salicilico que ablande las callosidades. Después por las noches, usa una crema que los hidrate e impermeabilice, puede ser con glicerina, siliconas … y para que sea más eficaz, ponte unos calcetines de algodón puesto que estos absorben y mantienen mejor la crema.

Imagen | mywellnesslab

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...