Piel con buen tono incluso en invierno

La piel pierde su color natural en invierno, mayormente en esas zonas que solemos tapar más en invierno como pueden ser el cuello y el escote, zonas además muy sensibles y finas. Por ello es conveniente prestarle más atención que la habitual en otras épocas si queremos que luzca con buen tono y sobre todo esté bien hidratado.

Sobre todo si nos ponemos una prenda blanca y tenemos un escote muy blanco o claro el resultado no es nada bello. Aunque siempre podemos contar con estos adelantos de la cosmética como pueden ser los autobronceadores para darle más tono, también podemos recurrir a la cosmética natural.


Por lo tanto toma nota de esta mascarilla natural que puedes elaborar en casa, que además de broncearte la piel, la deja más tensa e hidratada. Toma nota de la preparación: Se prepara licuando una zanahoria y media naranja. Se mezclan todos los dos zumos y se extienden en la zona con un algodoncito muy suavemente.

Si tienes la piel seca, es mejor que reduzcas la cantidad de zumo de naranja o bien que lo sustituyas por otro más suave, como el de manzana. Aplica el líquido resultante con un algodón como si se trata de un tónico, en la cara, el cuello y el escote que estén previamente bien limpios. Lo dejas que actúe durante una media hora y aclara con abundante agua. La zanahoria broncea suavemente la piel y la protege de los radicales libres y la naranja por otro lado combate la flacidez.

Y es que, el color de la piel depende del nivel de carotenos que, a su vez estimulan los melanocitos, las células responsables de la coloración de la piel. Aunque este remedio natural estimula el color de la piel, también se puede tomar regularmente zumo de zanahoria, naranja o incluso tomate.

Imagen | vestirymaquillar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...