Pies libre de durezas y malos olores

pies-libre-de-durezas-y-malos-olores

Si tus pies tienen durezas un buen remedio es partir una cebolla por la mitad, vacía un poco las capas del interior con un cuchillo, rellena el hueco con sal y deja que repose una noche. El líquido que queda de este macerado reblandece al momento las durezas de los talones y de la planta de los pies. Repite la aplicación 2-3 veces por semana.

Por otro lado para combatir el mal olor en los pies y sobre todo en verano por el exceso de sudoración puedes decirle adiós de un modo natural.

Con el romero y la salvia, además de aliviar los pies cansados, lograrás regular la excesiva transpiración y evitar el mal olor. Puedes o bien comprar un bálsamo a base de estas plantas o prepararlo en casa vertiendo, sobre dos cucharadas de romero, una taza de agua hirviendo. Deja que repose unos minutos, filtra y agrega 3 gotas de aceite esencial de salvia. Aplica esta loción tras la higiene diaria y, sin aclarar, seca los pies con una toalla.

Por otro lado si lo que tienes son los pies doloridos después de un intenso día de trabajo, hierve durante cinco minutos dos tazas de copos de avena en 4 litros de agua. Cuando se enfríe, añade una tacita de bicarbonato y sumerge los pies durante unos minutos. Este tratamiento relajante alivia el dolor de los pies y ayuda a deshincharlos.

Imagen | stage.seda

Más en CentroMujer | Pies sanos siempre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...