¿Por qué te muerdes las uñas?

Si quieres dejar de comerte las uñas este artículo te puede ayudar

morderse las uñas

El mal hábito de comerse las uñas se conoce en el mundo de la medicina con el nombre de Onicofagia y no solo es una costumbre pues en la mayoría de los casos se encuentra asociada a problemas de nervios y de estrés.

Seguro que conoces a alguien que se come las uñas y sabes que sus manos no muestran una buena imagen, pero no solo es cuestión de estética,también es un problema de salud pues debajo de las uñas se esconden un montón de gérmenes que trasladamos a la boca cuando mordemos las uñas.

Las personas que se comen las uñas, lo hacen sin pensar como un acto reflejo buscando clamar los nervios o la ansiedad.

¿Por que se comen las uñas?

Existen muchas razones por las cuales las personas mordemos las uñas:

  • La primera razón es por el simple hecho de morder las uñas y considerarlo como un placer o un escape temporal
  • La segunda razón es por aburrimiento o para calmar los nervios o para sentirse tranquilo tras un disgusto.
  • La tercera razón es para calmar el estrés
  • La cuarta razón es la genética, pues si los padres se han mordido las uñas, los hijos también las morderán.

Consecuencias de comerse las uñas

Morderse las uñas es un mal hábito pero también puede acarrear problemas de salud como:

  • Sufrir desgaste en los dientes sobre todo en los incisivos como consecuencia de estar mordiendo y cortando las uñas con ellos.
  • Podemos sufrir rotura de dientes y crear problemas en las encías
  • Las uñas empiezan a crecer torcidas porque se daña el tejido de apoyo
  • Podemos provocar resfriados como consecuencia de llevar virus y bacterias a la boca a través de las uñas
  • También podemos ocasionar problemas de herpes
  • Las uñas sufren traumatismos y empiezan a sangrar y a doler
  • La saliva seca en las uñas puede provocar mal olor en las manos
  • Pueden aparecer alrededor de las uñas y en las cutículas infecciones debido a las bacterias que tenemos en la boca
  • Pueden aparecer verrugas faciales en la zona donde los dedos están en contacto con la cara
  • Problemas estéticos en manos y uñas que se esconden al contacto con la gente.

Cómo dejar de comerse las uñas

Para dejar de comerse las uñas, lo primero es ser consciente de que lo hacemos y tener mucha fuerza de voluntad para intentar dejarlo. En el caso de los niños es más difícil pues la mayoría de las veces no son conscientes de su manía.

Comerse las uñas es un mal hábito que se da tanto en hombres como en mujeres, pero las mujeres por cuestiones de estética lo abandonan antes.

Si quieres dejar de comerte las uñas, estos consejos te pueden ayudar:

  • Procura tenerlas muy cortas para que no tengas que caer en la tentación
  • Puedes pintarlas con un esmalte que tenga un sabor muy amargo
  • Puedes colocarte uñas postizas porque así no puedes morder tus propias uñas
  • Empuja las cutículas hacia atrás para que no tengas la tentación de morderlas
  • Mantén la boca ocupada comiendo un chicle o un caramelo
  • Mantén las manos ocupadas con un lápiz o un bolígrafo o una pelota de esas que están de moda que son para aliviar el estrés.
  • Procura dejar una uña sin morder, así la verás crecer y notarás lo bonita que está en comparación con las otras
  • Una dieta rica en calcio y magnesio te ayudará a que tus uñas crezcan mejor.

Esmaltes para no morder las uñas

En el mercado existen muchos esmaltes especiales para solucionar el problema de comerse las uñas, pero debes elegir uno que no tenga componentes tóxicos y debes leer las instrucciones antes de empezar a usarlo. Aplícate el esmalte varias veces al día y llévalo incluso en el bolso para que puedas aplicarlo fuera de casa cuando empieces a sentir la sensación de querer morder las uñas.

Si una marca no te funciona, puedes cambiar a otra distinta, pues a veces puedes  acostumbrarte al mal sabor de boca y seguir mordiendo las uñas

Cuando dejes de morderte las uñas, continua aplicando el producto durante unas semanas más

Remedios caseros para dejar de comerse las uñas

Existen varios remedios caseros que puedes usar para poder solucionar este problema:

  • Usar aceite de jengibre en las uñas, como tiene un sabor muy amargo evitarás comerlas y a la vez las nutrirás
  • Untar las uñas con zumo de limón o con ajo
  • Unta las uñas con aceite del árbol del té o con aceite de neem, los dos tienen un sabor muy desagradable y harán que resistas de comerte las uñas
  • Otro remedio es taparse las uñas con tiritas para impedir que puedas morderlas y cambiarlas cada día hasta que puedas vencer a la tentación.

Consejos

Crea un calendario y anota los días que pasas sin morderlas y procura mantener las manos y la boca ocupadas para evitar las tentaciones

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...