¿Qué hacer después de tomar el Sol?

Después de un baño de sol, algunos gestos son beneficiosos para mantener la salud. Os contamos algunos secretos y trucos profesionales para mantener la piel en un estado perfecto.

Una crema de noche podría bastar para restaurar el equilibrio de hidratación de la piel tras haber tomado el sol en la playa. Sin embargo, no actuará como algo que cuide de nosotros tras el sol, cuyo papel es muy específico. No vale cualquier crema. La que utilicemos debe tener las propiedades necesarias para regnerar una epidermis que ha sido agredida por los rayos ultravioletas: en ese sentido son necesario agentes que calmen la piel y además la reparen; que alivien la piel y actúen contra el daño que nos hayan podido hacer los rayos UVA y UVB. Pero sobre todo, la aplicación de una crema después de haber tomado el sol evitará que la piel no envejezca rápidamente. Rico en activos antioxidantes, el cuidado limita la acción de los radicales libres que actúan aún ocho horas después de exposición.

Chica tomando el Sol

Chica tomando el Sol

¿Qué marca de protector solar elijo?

Tendería a elegir un producto clásico, en función de su textura, su olor, y la sensación de frescor que deja. A priori, los pocos productos para después del sol que existen están adaptados a tal o cual tipo de piel. Es necesario no obstante autoobservarse. Para una piel con tendencia mixta a grasa, es preferible un producto “libre de aceite”, es decir, sin cuerpos grasos. Los productos grasos encierran a las bacterias en los poros, la piel florece y se encuentra con toda una reserva de nueva grasa. Al contrario, este tipo de cuidado es ideal para una piel seca, aplicada en máscara nutritiva sobre todo el cuerpo a la vuelta de la playa. Después de haber tomado el sol no solo hay que cuidar el cuerpo, también la cara. Los productos para la cara tienen una mayor concentración de agentes reparadores y en consecuencia están más preparados para combatir la aparición de arrugas. Sin embargo, en tiempos de crisis, un tubo de After Sun familiar es la solución más económica.



La exfoliación es, sin lugar a dudas, la mejor amiga de la piel. Hace el bronceado más duradero, más luminoso… Elija un cuidado suave para la cara que debe aplicarse mañana y noche. Para el cuerpo, la exfoliación se realiza un día de cada dos. ¡Atención a los riesgos de fotosensibilización! Algunos productos de belleza pueden causar desagradables manchas pigmentarias por simple toxicidad o reacciones alérgicas. Estáte atenta a las composiciones a base de alcohol o frutas… Cuando tomes el sol, recuerda beber agua en abundancia. En verano se puede multiplicar por dos perfectamente la ingesta de agua diaria.

Albaricoque, te pondrás más morena

Albaricoque, te pondrás más morena

Trucos de profesional

Tengo por práctica poner mi producto para después del sol en el frigorífico. Con esto conseguimos una mayor sensación de frescor a la hora de aplicar el producto sobre el cuerpo.

Albaricoques, melones y zanahorias deben consumirse sin moderación si quieres ponerte morena. Ricos en betacaroteno, contribuyen a darte un bronceado espectacular.

Imagen: sunbath por Matthew Bowden en Wikimedia Commons
Albaricoques por Fir0002 en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...