Remedios para una boca sana

Para tener una buena higiene dental y lucir una sonrisa atractiva, toma nota de estos remedios.

Las ensaladas de hojas tiernas de espinacas son un yacimiento de vitaminas C y K esenciales para conservar una buena salud bucal. La vitamina C refuerza el tejido gingival y aumenta la resistencia de los dientes, mientras que la vitamina K previene el sangrado de las encías. Para multiplicar sus beneficios, añade al plato naranja y nueces. Similar efecto tienen las ensaladas de berros con kiwi o de endibias con manzana y remolacha.


Utiliza dentífricos con áloe vera, ya que gracias a sus principios antiinflamatorios y astringentes, las pastas con áloe son muy útiles en caso de encías sangrantes o inflamadas. Si también quieres proteger tu dentadura de la caries, elige un dentífrico que combine la acción del áloe vera con los beneficios antisépticos del árbol de té.

Las encías débiles, el mal aliento y las manchas de los dientes son algunos de los problemas que la planta llamada salvia ayuda a resolver. Calienta dos cucharadas de salvia en el contenido de una taza de agua. Cuando empiece a hervir, retira del fuego y deja reposar 10 minutos. Filtras, añade 20 gotas de extracto de própolis, un preventivo anticaries, y enjuágate la boca con el preparado.

Antes de irte a la cama, toma una manzanilla, sobre todo para las personas con sequedad bucal o que rechinan los dientes mientras duermen pueden beber una manzanilla sin azúcar por la noche, ya que aumenta la producción de saliva, el mejor protector de los dientes y las encías, y ayuda a conciliar el sueño.

Sumo cuidado con los dulces. Es preferible introducir los alimentos azucarados en las comidas, a tomar de forma aislada. Si picas algo dulce entre horas, reduce el efecto negativo del azúcar comiendo una fruta ácida, como la manzana o la ciruela a mordiscos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...