Resplandece incluso en los días de invierno

Una puesta a punto y buenos cuidados incluso en inviernos nos permitirán mantener una piel espléndida e incluso brillar en los días más oscuros de invierno. Al estar más expuesta no hay que olvidar sobre todo una buena hidratación.

hidratacion

El frío, la humedad, el viento y la calefacción influyen de manera negativa en nuestra piel provocando su deshidratación y acelerando el envejecimiento. Zonas como el rostro o las manos, que son también las zonas más vulnerables, deben protegerse y cuidarse con especial atención, incidiendo sobre todo en tener una buena hidratación.

Si bien las pieles normales y grasas son las que mejor soportan las agresiones externas, entre ellas el frío. Las pieles que más sufren, son las pieles con menor hidratación y de ellas la piel sensible, pues reacciona a estímulos ante los que otras pieles no reaccionarían.

También influye el tener una buena alimentación, practicar ejercicio de forma regular y atender a unos hábitos saludables es de gran importancia para mantener una piel en buen estado de saludable y brillar incluso en invierno. Además, tenemos un gran número de cosméticos que nos ayudan a ello que usados de manera adecuada sus ingredientes a través de fórmulas sencillas y de alta tolerancia, nos protegerá la piel de los días más fríos.

Unos cuidados básicos no pueden faltar en la rutina diaria para tener una piel cuidada y preparada para el frío. Consiste en darle una tonificación correcta y la aplicación de productos hidratantes, nutritivos y antioxidantes. El uso de mascarillas con ingredientes que les aportan distintas funciones ayuda a la limpieza, a la eliminación de células muertas y a la hidratación, y con ello una buena penetración de la crema.

A pesar de estos cuidados después hay que proteger el cuerpo del frío. Los labios y las manos así como las rodillas y los codos se deshidratan durante los días fríos. Para ello usa fórmulas adecuadas para proteger  la piel del frío. Sobre todo no hay que olvidarse de protegerse la piel en invierno de los rayos solares que son tan perjudiciales como durante el verano. Y sobre todo con los cambios bruscos de temperatura, ello perjudica enormemente a la dermis de la piel.

Imagen | Clarins

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...