Si tu cutis se muestra reactivo a las cremas

Si notas que tu piel de la noche a la mañana te pica después de lavarte, otras veces tienes rojeces o incluso te aparecen granitos. Posiblemente sea el estrés y las condiciones ambientales las que te están pasando factura. Es hora de cambiar de crema hidratante.

hiratantes

La crema ideal para este tipo de casos no sirve una cualquiera, claro que primeramente hay que descartar cualquier tipo de patología como dermatitis atópica. Puesto que si no fuera así estaríamos hablando de una piel intolerante y habría que acudir al dermatólogo. Pero si todo es normal, simplemente hay que cambiar de hidratantes que calmen y sean adecuadas para este tipo de pieles tan sensibles. Mayormente las cremas para pieles sensibles son la mejor opción, ya que se formulan con ingredientes de gran pureza. Suelen ser cremas con poco contenido graso o siliconas.

Con ingredientes calmantes y antiinflamatorios, la crema debe contener componentes como el áloe vera, el bisabolol y los biosacáridos que son los encargados de aportar confort a tu cutis. Sin embargo hay que evitar componentes como la lanolina, los conservantes, los colorantes y los perfumes porque tienen una alta capacidad irritante. Si aplicas crema antiarrugas que no contengan principios activos como retinoides y ácido glicólico.


Tampoco es necesario que cambies a tres por dos de cremas o productos, ya que corres el riesgo de encontrar nuevos irritantes para tu piel. Si das con una hidratante que te sienta bien para el cutis delicado, no cambies. Una crema si funciona bien puedes usarla durante meses o años y, si necesitas una fórmula distinta elige otros productos de la misma línea cosmética.

No hay que olvidar la protección para la piel, ya que es tan importante la protección solar como el tipo de crema específica que uses, mayormente tiene que ser para pieles sensibles e irritables, es decir no suele valer cualquiera. Las puedes encontrar con hidratación intensa a la vez que protege la piel del sol, suelen contener ácido hialurónico para un aspecto más jugoso. Y un pequeño truco que aliviará la piel es usar humificador, combatirá el aire excesivamente seco de la calefacción, y evitará que se reseque aún más la piel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...