Sudor y olor corporal

Una mayor sudoración puede comportar la aparición de las molestas manchas en la ropa o el mal olor corporal tan incómodo. Con un cambio de hábitos y productos adecuados se puede combatir.

la sudoración se combate con una buena higiene

Existen zonas del cuerpo en las que se suda más. Coinciden con las menos expuestas a la luz, lo que beneficia que las bacterias se reproduzcan más rápido. Si además estas áreas tienen vello, como las axilas, el problema puede acentuarse. También hay otros factores que inciden en un aumento de la transpiración.

También las glándulas sudoríparas reaccionan a estímulos de tipo emocional como el estrés, el miedo, el dolor y la ansiedad. En este caso, se recomienda a las personas que tiendan a transpirar en exceso cando sus nervios se alteran que realicen ejercicios de respiración lentos y profundos para recuperar el estado de calma.

El aumento del sudor y del mal olor corporal es, en ocasiones un síntoma de un problema metabólico e incluso de alguna enfermedad subyacente. Es muy habitual que las mujeres noten un exceso de transpiración tanto en la pubertad como en la menopausia, dos épocas marcadas por los cambios hormonales. La introducción de un nuevo medicamento también puede alterar la sudoración habitual.

Para combatir el mal olor, es necesario una buena higiene diaria con agua y jabón, pero existen diversos productos que pueden ayudar. Los desodorantes para la zona de las axilas, si bien son muy sensible, se recomienda que tengan un pH por encima del resto de la piel. Tiene que combinar una acción antibacteriana que mantenga el equilibrio de la flora sin eliminarla totalmente con una disminución de la transpiración excesiva, pero sin bloquearla.

Por otro lado, la piedra de alumbre es un mineral de origen natural que viene usándose desde la antigüedad. Actualmente, se ha incorporado a la fórmula de numerosos desodorantes pero también se sigue utilizando en su estado natural por sus ventajas, puesto que no contiene alcohol, no tiene perfume, no irrita la piel, no mancha la ropa y tiene un efecto muy duradero.

También la dieta es importante, por lo tanto hay que evitar las toxinas ya que son unas grandes aliadas para aquellas personas que tienen tendencia a sufrir un exceso de sudoración. Lo más aconsejable es consumir alimentos frescos y ligeros.

Imagen |  traeek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...