Todo lo que necesitas saber sobre el herpes

todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-el-herpes

El herpes hace años se aplicaba a varias enfermedades de la piel cuyas lesiones aparecían en grupos, como si se arrastraran. Actualmente, conservan este nombre el herpes simple y el herpes zóster, causado por una clase de virus.

El herpes simple es causado por dos virus y casi siempre afecta a los labios o la mucosa de la boca y otro que afecta a los genitales. Todos estos virus después de haberse contagiado se refugian en ganglios nerviosos, donde permanecen inactivos toda la vida, pero por motivos que aún se desconocen en ocasiones se reactivan.

El contagio del virus se transmite al contactar con las lesiones de otra persona o con objetos que ha contaminado, por otro lado el virus que afecta a los genitales se infecta por promiscuidad sexual. A veces suele pasar que este tipo de virus no produce ninguna lesión, pero se transmiten puesto que se expulsan muchos de ellos por la saliva o las secreciones genitales.

Se distinguen por la erupción en la piel o mucosas de unas placas rojas, sobre las que se forman ampollitas que al romperse se cubren de costras. El herpes más simple se localiza sobre todo, en los labios o mucosas de la boca y a veces en los ojos o en cualquier zona de la piel.

El virus que frecuentemente afecta a los genitales y al hombre, aparece en el glande, prepucio o cuerpo del pene y, en la mujer, en los labios mayores, menores y en la entrada de la vagina. En ambos sexos puede diseminarse por la piel de alrededor.

Los síntomas del herpes son escozor, quemazón o un dolor variable según la zona, pero en el virus genital es muy intenso y a veces, persiste meses o incluso años después de haber desaparecido la lesión en la piel.

Imagen | Enlostuxtlas

Más en CentroMujer | Herpes labial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...