Trucos para utilizar el secador sin arruinar el cabello

¿Utilizas de manera habitual el secador? ¿Notas que se te estropea el pelo? Hoy te damos algunos consejos útiles para evitar los daños producidos por el calor.

secador

Uno de los principales problemas en utilizar a menudo el secador se concentra precisamente en que acabamos por estropear el cabello. Las altas temperaturas a las que lo sometemos, el no utilizar los productos más adecuados, y también las características de los electrodomésticos que utilizamos son casi siempre las responsables de que esto ocurra. Y en este caso, desde nuestro blog pretendemos ayudarte. Lo que vamos a hacer hoy desde Centro Mujer es precisamente darte una serie de consejos con los que puedes continuar utilizando el secador sin arruinar tu pelo, lo que seguramente agradecerás en estos días de frío en los que tener el pelo mojado no es una opción.

En el listado de trucos para utilizar el secador sin arruinar el cabello vemos cómo es importante realmente sacar provecho de un buen secador de pelo, de productos naturales y comprados que nos pueden ayudar a paliar los daños, y sobre todo, de no abusar del electrodoméstico. Al fin y al cabo, no es aconsejable, por muchas razones que ya hemos analizado en nuestro blog, lavarse el cabello todos los días, y mucho menos lo va a ser secárselo utilizando para ello fuentes de calor como ésta. Así que partiendo de esta base, y siempre pensando en el sentido más práctico, nos vamos a darte algunas ideas para cuidar de tu pelo:

Cómo cuidar de tu pelo utilizando el secador

  1. Elige una potencia justa: aunque la potencia tenga que ver con el máximo que dará de sí tu secador, cuánto más alta sea la potencia, menos durará el proceso de secado y por lo tanto, durante menos tiempo expondrás tu cabello al calor de éste. Así que como mínimo, en caso de que vayas a cambiar tu secador o quieras invertir en uno nuevo, compra uno que tenga 1600 watt.
  2. Seca el cabello antes de pasar al secador: no es ningún truco secreto, pero es algo a lo que no siempre se le da importancia. Para secarse correctamente el pelo, y sobre todo evitar que se queme con el secador, res fundamental secar el cabello en la ducha, estirándolo y apretándolo para eliminar toda el agua que podamos. Después de eso, hay que utilizar una toalla. Esta toalla nos ayudará a deshacernos de la humedad más fuerte, de tal manera que al encender el secador tengamos solo aquello que no hemos podido eliminar por otras vías de secado.
  3. El cepillo para cuando estés a medio camino: es un error cepillarse el cabello cuando está mojado. De hecho, deberías utilizar el cepillo tan solo cuando le vas a dar ya forma; es decir, cuando tienes el pelo ya a medio camino de secado. Hacerlo antes solo fomentará que se rompa más rápido y más a menudo; así como el hecho de que lo debilitarás al pesar mucho más por estar mojado y tirar de las raíces.
  4. Secadores específicos: hay en el mercado una serie de secadores concretos que están pensados para ayudarte a evitar los daños en el cabello. Así por ejemplo, los secadores de cerámica permiten evitar el daño por quemado en el pelo, y los secadores iónicos ayudan a evitar que el cabello se encrespe y se reseque antes de tiempo. Son dos ideas que suponen invertir más dinero, pero que si piensas en la salud de tu pelo, es más que probable que notes la diferencia una vez comiences a utilizarlos.
  5. El chorro de aire: para evitar quemar el cabello cuando utilizamos el secador, hay que saber cómo direccionamos el chorro del aire. De hecho, si no lo hacemos bien puede que el proceso nos lleve más tiempo, acabemos por perder el control de nuestro peinado e incidamos más daño del necesario al pelo. Siempre apunta con el aire en la dirección en la que quieres que el pelo se quede, y después procura ir de arriba a abajo sin perderla de vista.
  6. La distancia: la distancia a la que mantenemos el secador del cuero cabelludo es fundamental. De hecho, pegarlo en exceso puede que sea una de las causas más frecuentes a la hora de quemarnos el pelo por el uso del secador. Es preferible que esté un poco más alejado que lo acerques más de la cuenta, así que presta atención a este detalle para evitarte problemas.
  7. Productos para evitar el daño del calor: si vas a utilizar el secador muy a menudo es importante comprar algún producto que te ayude a que ese calor que vas a aplicar no haga daño a tu pelo. Aunque lo uses solo de vez en cuando, y sobre todo si tienes el pelo fino, te recomendaría igualmente su uso.
  8. El aire frío: el aire frío del secador es perfecto para fijar todo el peinado y da una tregua además a tu pelo en el exceso de temperatura. No dudes en terminar siempre con éste.

Imagen: Marcos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...