Varices, cuidar que no vayan a más

Con las altas temperaturas es normal que las venas se dilaten más y por lo tanto los problemas de varices se acentúan más.

Aunque la dilatación puede disminuir al finalizar el verano, otras veces permanece y de ahí haya que tener cuidado porque prevenirlas una vez que aparecen no es siempre posible, aunque  existen unas medidas que se pueden aplicar.

Activa tus piernas ya que si permaneces mucho tiempo de pie o sentada, debe evitarse puesto que se predispone a la insuficiencia venosa. Es conveniente moverse y dar pequeños paseos a lo largo del día o efectuar movimientos circulares de los pies.

Caminar es el ejercicio más beneficioso para la circulación venosa, siempre que se practique regularmente y con calzado adecuado. La planta de los pies, irrigada por numerosas venas, actúa como una bomba y, a cada paso su aplastamiento impulsa la sangre hacia arriba, desde los tobillos a las pantorrillas.

Evita las fuentes de calor ya que favorece la dilatación venosa. Por el contrario, el frío provoca la contratación venosa. Las duchas de agua fresca en las piernas activan la función venosa y alivian la sensación de pesadez y de dolor.

Utiliza ropa cómoda, ya que si es demasiado ceñida comprime las venas y bloquea la circulación venosa de retorno al corazón, pantalones, fajas, cinturones y calcetines con elásticos fuertes. No así las venas terapéuticas de comprensión elástica, que se utilizan para prevenir y paliar la aparición de varices.

Imagen | bellezasexy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...