Consejos para un buen planchado

La plancha, no es una tarea que pueda gustar a todas las mujeres, es más, como no te guste te puede amargar la existencia y si encima no tienes ni idea, te puedes cargar esa prenda de lino o aquella camisa que te regaló tu mejor amiga o en el peor de los casos ir muy ‘arrugada’.

Por ello, no está de más saber de unos pequeños consejos que si bien no hará que disfrutes planchando, sí te hará esos momentos más llevaderos y fáciles.
Para empezar es importante planchar sobre una superficie totalmente plana, como bien sabemos hay tablas especiales para ello y nos facilitan mucho el trabajo. Si eres de las que no lo usas, puedes utilizar una mesa pero cubierta por una manta y una sábana encima.


Procura planchar la ropa del revés, el motivo es que no se notará el desgaste que ocurre en la tela por el calor de la plancha y en algunas prendas los anti estéticos brillos. Para planchar una camisa que es de las prendas más rebeldes, comienza por los puños, continuando por las mangas y luego el resto, de esta forma no le quedará arrugas.

Tanto la seda como el algodón se deben planchar con un poco de agua o húmedas, y en el caso de la seda es importante plancharla por la parte posterior y a muy baja temperatura, al ser una prenda tan delicada corres el riesgo de hacerle un agujero del calor.

Los pantalones y faldas por ambos lados, pero en la parte frontal con mucho menos calor para no estropearlas. También es importante planchar bien los pliegues que tengan, evitando la aparición de arrugas.

Lo mejor para un buen planchado es sin ninguna duda tener un tiempo para ello, porque si vamos con  prisas no le prestaremos la atención suficiente a la prenda. Y por supuesto ante la duda, leer la etiqueta que viene en la prenda.

Imagen | mujer2

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...