Laetitia Casta: de modelo a actriz

En los años noventa fue una de las modelos más requeridas. Amada por los diseñadores y las marcas más importantes (fue la imagen oficial de L’Oréal, Dior y Chanel), mostró su fantástica figura en las pasarelas más prestigiosas del universo fashion. Madre de dos hijos, su belleza sigue siendo impecable, y de hecho se convirtió en la cara de la nueva fragancia de Ralph Lauren, Notorious. Apareció en más de cien revistas, como Elle, Vogue y Sports Illustrated (cuyas tres presentaciones consecutivas la catapultaron a la fama). Además, desde 1999 se dedica más a la actuación que a ser modelo.

Representa el ideal de belleza femenino a través de su rostro perfecto, delineado con labios carnosos y unos profundos ojos azules; además, destacan sus pechos prominentes, y unas curvas que remarcan una de las figuras más deseadas por los hombres y envidiadas por las mujeres. Bien puede pasar como una mujer de apariencia naif, o como una de imagen sensual; en definitiva, ingenua o sexy, vestida o desnuda, llama la atención de todos, porque su belleza es impactante.

Fue una de las grandes modelos de los años noventa, y aún hoy sigue estando entre las preferidas de las casas fashion más relevantes. Con una imagen sumamente exquisita, a la vez de fresca, cautivó al universo de la moda. Sus ojos azules en contraste con su impecable y clara piel, más unas curvas sutiles e impactantes, enamoró a los diseñadores más prestigiosos y a las marcas más influyentes.

En fin, a toda la industria, ya que llegó a convertirse en la preferida de muchos, y por supuesto de las revistas especializadas más importantes a nivel internacional. Tan es así que la publicación Time la consideró, alguna vez, como una de las personas más influyentes del año.

Laetitia Marie Laure Casta nació el 11 de mayo de 1978, en Pont-Audemer, Normandía. Siendo hija de Line Blin -originaria de Normandía- y de Dominique Casta -de Córcega-. Tiene además, dos hermanos, el mayor es Jean-Baptiste, y la menor es Marie-Ange. Fue descubierta a los 15 años por un fotógrafo de la agencia parisina Madison Motels, cuando pasaba un día en la playa en Córcega, la ciudad natal de su padre, junto a su familia.

Su carrera fue meteórica, ya que apenas fue contratada por la agencia, ésta la convirtió en su modelo estrella, por lo que las marcas internacionales y los más relevantes diseñadores empezaron a solicitarla. Su primer gran desfile lo hizo para el francés Jean Paul Gaultier, y desde entonces conquistó también a los creativos italianos, hasta ser una de las celebridades de las principales pasarelas del mundo de la moda.


Con algunos desfiles logró hacer historia, y es así que algunas de las imágenes de los mismos han recorrido el mundo, como cuando desfiló para Yves Saint Laurent, en 1999, en el que apareció luciendo un traje de novia algo particular, a la vez que original, a través del cual se podía apreciar su cuerpo desnudo; con ese traje, al que acompañaba con una gran corona de flores ceñida a la cabeza, realmente simulaba ser una auténtica diosa. Con este genial diseñador francés tuvo una estrecha relación, y fue él quien le hizo innumerables piezas exclusivas para sus presentaciones en eventos, etc.

Su rostro, increíblemente bello, protagonizó las campañas publicitarias de las marcas más prestigiosas, como L’Oréal (de quien es la imagen oficial desde 1998), Guess? (para esta marca realizó su primer gran anuncio), Tommy Hilfiger, Miu Miu, XOXO; y también fue la imagen oficial de las firmas francesas Dior y Chanel. En la actualidad es la imagen de la nueva fragancia de Ralph Lauren, Notorious.

Además, apareció en más de cien revistas, incluyendo el catálogo de Victoria’s Secret, tres ediciones consecutivas de Sports Illustrated (lo que la catapultó a la fama), el exclusivo calendario Pirelli y las publicaciones Rolling Stone, Cosmopolitan, Glamour, ELLE y Vogue, entre muchas otras.

Tal es la importancia que logró como figura de la cultura nacional, que en 1999 el gobierno francés decidió que se convirtiera en la imagen del busto de Marianne -heroína de la Revolución Francesa, la cual permanece afuera de todos los palacios municipales galos-; de esta manera sustituyó a la actriz francesa Catherine Deneuve (una de las personalidades más relevantes del país).

Asimismo, aparecerá hasta el año 2010 en algunas estampillas postales de Francia. Sin embargo, a pesar de ser todo un símbolo en esta nación, ella prefiere vivir y trabajar tanto en los Estados Unidos como en Londres.

Pero además de su exitosa carrera en la moda, Laetitia se dedica a la actuación. En 1999 trabajó en la película “Asterix y Obelix contra Cesar”, siendo éste su debut en la gran pantalla. A partir de ahí, enfocó su camino más en la interpretación que en la moda.

Es así que se desempeñó en estos filmes: «Gitano» (2000), «Les Âmes fortes» (2001), «Rue des plaisirs» (2003), «Errance» (2003), «Luisa Sanfelice» (2004), «Ella Enchanted» (2004), «La Déraison du Louvre» (2006), «Le Grand appartement» (2006) y «La jeune fille et les loups» (2008).

También trabajó en televisión, en la serie “La Bicyclette Bleue” (2000), y en el teatro, en la obra “Gaspard de la nuit, Ondine” (2004, en el Teatro Antoine). Asimismo, protagonizó dos vídeos musicales: uno de Chris Isaac, “Baby did a bad bad thing”, y otro de Sting y el grupo corso I Muvrini, «The fields of Gold» (una versión francesa de la canción de la estrella británica).

En cuanto a su vida privada, se sabe que estuvo en pareja con Faiz Ahmad y con el actor y director Stephane Sednaoui. Con éste último tuvo, en el año 2001, a sus 23 años, a su hija Sahteene. Ahora se encuentra casada con el actor italiano Stefano Accorsi, con quien tuvo a su segundo hijo, Orlando, nacido en septiembre de 2006.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...