Melasma y alergia al sol

melasma-y-alergia-al-sol

El melasma o más conocido como las manchas en la piel, es una coloración oscura que aparece en áreas de la cara expuestas al sol, y que afecta sobre todo a mujeres jóvenes con tonos de piel canela.

Normalmente se observa un color café uniforme en las mejillas, en la frente, en la nariz y en el labio superior y, con mucha frecuencia, es simétrico. Se da especialmente en mujeres embarazadas, entre aquellas que están tomando pastillas anticonceptivas y entre las que toman hormonoterapia durante la menopausia, ya que es un trastorno asociado con los estrógenos y progesterona.

La exposición al sol es un factor de riesgo alto para desarrollar melasma, de ahí que se deba intensificar la protección. El uso de protectores solares no solamente ayuda a prevenir el melasma sino que también es crucial en la prevención del cáncer de piel y de las arrugas.

Por otro lado, la alergia al sol predomina en adultos jóvenes pero puede comenzar en la infancia o en la edad adulta tardía. Puede ocurrir en todas las razas y tipos de piel. Se denomina alergia al sol y en realidad corresponde  a diferentes procesos cuyas manifestaciones son variables, ya que pueden aparecer de forma inmediata o tras un periodo más largo de exposición.

El mejor tratamiento consiste en evitar la exposición al sol mediante las medidas físicas habituales y con cremas solares de alta protección para rayos ultravioleta UV-B y A.

Imagen | Buzzle

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...