‘3 días’ para el fin del mundo

Slasher enmarcado en el fin del mundo, en el que un meteorito va a destruir la Tierra y en los últimos días un hombre debe sobrevivir con sus sobrinos al acoso de un asesino en serie que pretende vengarse por algo ocurrido muchos años atrás.

3 días

3 días

Hablar de cine fantástico, slasher y del fin del mundo, cuando se trata de cine español, puede sonar un poco raro. No son muchos los que se atreven en este país con ese tipo de géneros, y mucho menos si hablamos de desconocidos como F. Javier Gutiérrez, que se estrenó el año pasado en el largometraje con una película que se convertirá en referente de cómo deben hacerse las cosas en el género, con una forma de hacer las cosas casi de manual, y mucho valor a la hora de mostrar ciertas escenas.

Y es que no es fácil hacer cierto tipo de cine en España. La mayoría es una repetición una y otra vez de lo mismo, necesitamos buenas y nuevas ideas, y Gutiérrez ha dado en el clavo trayendo una que no sólo es soberbia, sino que está llevada a cabo con maestría. Adolece de ciertos problemas que pasaremos a comentar más abajo, pero en conjunto estamos ante una película muy interesante, que deja una sabor de boca realmente agradable.

Lo que primero llama la atención de la película es la valentía con que está rodada. Veremos escenas de mucha violencia, aunque no explícita en ningún caso, pero con cosas como por ejemplo violencia contra niños pequeños. Detalles realmente incómodos, aunque necesarios para la trama y que ayudan a comprender mucho mejor el horror que están viviendo los personajes. Lamentablemente, lo que comienza como una interesante reflexión acerca de las vidas de gente corriente que de repente ve cómo su mundo se acabará en apenas tres días, rápidamente se convierte en un slasher al uso, con su asesino suelto y demás, lo que hace uno se olvide un poco de por dónde íbamos antes.


Ale debe proteger a sus sobrinos

Ale debe proteger a sus sobrinos

‘3 días’ es una historia del bien contra el mal, una historia de supervivencia incluso sabiendo que esa supervivencia no durará más de unos días, en el contexto más terrible posible. La película se desarrolla en los años 80, donde Alejandro es un hombre aún joven que vive con su madre, que se dedica a hacer pequeñas chapuzas en su pueblo para ganarse el pan. Hace muchos años, su hermano ayudó a atrapar a un peligroso asesino en serie cuyas víctimas eran niños pequeños, apodado el Soro. Ahora, un meteorito se dirige hacia la Tierra, y en los informativos anuncian que todos los intentos por desviarlo o destruirlo han fallado, por lo que impactará irremisiblemente contra nustro planeta, destruyéndo todo rastro de vida (llegan a decir que su tamaño es más de diez veces el que causó la desaparición de los dinosaurios). En este contexto, Alejandro, su madre y sus cuatro sobrinos sobrevivirán esos tres últimos días en un cortijo en el campo, alejados del terrible caos que se ha producido en el pueblo tras la noticia. Sin embargo, esos tres días se les complicarán aún más, pues el Soro consigue escaparse de la prisión y temen que vuelva a por ellos a cobrarse su venganza y matar a toda la familia de quien le metió entre rejas.

El misterioso Lucio

El misterioso Lucio

Quizá habría sido mucho más interesante mantener la historia como en la primera mitad, obviando al asesino, para centrarse más en las vidas de la gente y su reacción ante el problema, cuestión muy bien retratada en la película tanto en el conjunto de la gente del pueblo; están quienes se refugian en la iglesia a rezar, quienes huyen buscando un lugar en el que esconderse, hay vandalismo, un ambiente deprimente muy logrado, sobre todo a través de las reacciones de los protagonistas.

A éstas reacciones contribuye enormemente el soberbio papel que consigue Victor Clavijo, uno de los mejores actores de su generación, absoluta revelación de ‘Al salir de clase’ (de la que a veces pienso que, más que una serie, era la cantera para el cine español). Consigue un papel muy sentido, realmente lo clava, y era algo fundamental porque toda la historia gira en torno a su personaje, es quien debe reaccionar ante todo lo que ocurre, sin un personaje creible se derrumbaría toda la película. Afortunadamente, Clavijo se toma muy en serio su papel, incluso ante un resto de plantel de actores que no se esfuerza lo más mínimo, exceptuando a Eduard Fernández que siempre está correcto, especialmente en este tipo de papeles.

Ale acabará creando lazos importantes con los suyos

Ale acabará creando lazos importantes con los suyos

Incluso sobre Clavijo, aún hay algo que destaca aún más en esta película, y es el poder visual de F. Javier Gutiérrez, que aunque no tenga mucha experiencia parece haber bebido todo lo posible del cine fantástico para conseguir aquí una atmósfera opresiva, en la que el sol quema la piel en cada escena, y la suciedad y el polvo se extienden sin pausa. Gutiérrez consigue una de las labores de dirección más logradas en el género, teniendo tiempo tanto para el thriller o el terror y la acción, como para deternerse tranquilamente en las relaciones madre e hijo y profundizar en los personajes. Ayuda mucho aquí la labor del director de fotografía Miguel Ángel Mora (curiosamente se llama exactamente igual que un gran amigo), con un trabajo perfecto de luces y colores que exaltan fuertemente la atmósfera. Y es que, a nivel técnico, la película es impecable.

La película ganó varios premios, y fue nominada a muchos más. Los dos actores principales (Clavijo y Fernández) han sido reconocidos por su actuación en varias ocasiones, así como el montaje de sonido se llevó el Goya este año. Curiosamente Miguel Ángel Mora no ha sido mencionado en prácticamente ningún sitio, y por contra el guión, obra del propio Gutiérrez y Juan Velarde sí que se llevó el premio en el Festival de Málaga del pasado año, siendo con diferencia el aspecto menos cuidado de una película que prefiere ir a lo fácil, al slasher, en vez de continuar profundizando en su excelente primera parte.

Una fotografía exquisita

Una fotografía exquisita

‘3 días’ no es una obra maestra, ni siquiera del género en el que se enmarca, pero sí una de las mejores y más valientes propuestas que hemos podido disfrutar en cuanto a productos patrios en los últimos tiempos. Es realmente valiente a la hora de encarar ciertos temas como la violencia a niños pequeños o el fin del mundo, siendo además una postura deprimente y oscura, ya que en la película no hay héroes que intenten evitarlo, sólo gente corriente que intenta sobrevivir todo lo que pueda, escapar y pisarse unos a otros para aguantar un día más vivos. Todo un ejemplo de buen cine que los aficionados al fantástico no deben perderse.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...