Adrián Caetano, un cultor del éxito

De los muchos directores talentosos que han salido en los últimos años en Latinoamérica, sin dudas Adrián Caetano es uno de los más destacados y también de los más premiados. Nacido en Uruguay en 1969, Caetano estudió en Argentina y debutó –en dupla con Bruno Stagnaro- en la pantalla grande en 1997 con una película que fue un boom: “Pizza, Birra y Faso”, que inauguró lo que luego se llamó el Nuevo Cine Argentino. El filme narraba con crudeza la marginalidad juvenil en las grandes urbes, pero lo que lo destacaba era el tratamiento actoral y de imágenes, a tal punto que parecía más un documental que una ficción.

Adrian Caetano“Pizza, Birra y Faso” ganó el Cóndor de Plata –el equivalente argentino al Goya español- a la mejor película. Luego, su segundo intento fue con “Bolivia” (2001), que también retrataba la marginalidad, aunque en este caso desde la inmigración y la xenofobia. Con esta cinta ganó el Premio de la Crítica Joven al mejor realizador en el Festival de Cannes. Al año siguiente, logró otro éxito de crítica y público: esta vez fue con “Un Oso Rojo”, protagonizada por Julio Chávez, que marcó un quiebre en su realización. Aquí el uruguayo mostró la historia de un perdedor que regresa a su pueblo a tratar de recuperar lo que le debe la vida. Con “Un Oso Rojo” ganó el Cóndor de Plata a la mejor película y mejor director. Mientras, aceptó trabajar en televisión, donde dirigió las miniseries “Tumberos y «Disputas”.

El panorama se presentaba alentador para el director, que se tomó varios años para presentar su nueva obra, que fue la muy exitosa “Crónica de una Fuga” (2006), basada en un hecho real. Se narraba en esta peli la historia de cuatro sobrevivientes de la última dictadura militar en Argentina (1976-1983) que lograron escapar del horror. Nuevamente, fue galardonado con el Cóndor a mejor filme. Lo nuevo de Caetano ya tiene título: se trata de “Caudillo”, con guión compartido junto al escritor Marcelo Figueras. La trama es sobre un importante y poderoso personaje de la política argentina que entrena a su hijo prepararándolo para que lo suceda. Cultor del cine de autor pero con una enorme sutileza para hacerlo accesible al gran público, Caetano con sus películas está condenado al éxito. Y desde aquí lo recomiendo a todo aquel que aún no haya oído hablar de él.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...