Crítica: ‘3 días para matar’

Kevin Costner protagoniza un thriller de acción con toques de comedia producido por el francés Luc Besson.

3 días para matar con Kevin Costner

No comparto la animadversión generalizada de la crítica hacia ‘3 días para matar‘, uno más de los simpáticos productos de acción de la factoría del francés Luc Besson, Europacorp, y que pese a su irregularidad y evidentes defectos, tiene cierto tirón. La película parece facturada a rebufo de la saga ‘Venganza’, dos exitosos thrillers producidos y escritos por el francés, que han relanzado la carrera de Liam Neeson y que han logrado llamar la atención del público de una manera inesperada. En esta ocasión, y tras un auto remake que tachan de desastroso pero que no he visto, ‘Brick Mansions’, la nueva ‘3 días para matar‘ parece querer hacer lo mismo con la de Kevin Costner, hasta cierto punto recuperado tras un buen número de papeles secundarios bastante solventes y que aquí remata otro buen trabajo en la piel de un agente enfermo terminal que afronta su última misión en París. La película dirigida por McG, pese a resultar formularia en esencia, tiene algunas ramificaciones sorprendentes que probablemente a los conocedores de la carrera de Luc Besson, con sus atajos violentos y ensoñaciones románticas, tampoco les resultará tan extraña.

Tras un prólogo de acción genérico, los títulos de crédito de ‘3 días para matar‘ nos anuncian un viaje levemente distinto, más romántico y un punto más melancólico. La película no va más allá de su planteamiento, y encima se toma la licencia de no ir a saco como las películas dirigidas por el brillante Pierre Morel para la productora. Como si un nostálgico americano en París se tratase, el agente interpretado por Costner parece más preocupado por establecer contacto con su hija adolescente y su casi exmujer que con sus informantes y objetivos. Se pasea por la ciudad en bicicleta con cierta tranquilidad al tiempo que despacha malos, sin que afortunadamente -tampoco era lugar, pese a ciertos arrebatos estéticos de McG- esto se convierta en un Terrence Malick. Con un límite de tiempo acotado, en la enésima referencia a John Carpenter con que nos obsequia el productor francés, el dichoso agente afronta la que quizá sea su última misión, aunque el personaje interpretado por Amber Heard (una espía de cómic que choca en el contexto más o menos realista de la película) tenga algo que decir al respecto.

A algunos esto les parecerá pecado. A mí no. El gran problema de ‘3 días para matar’, y esto es un hecho objetivo, es que sus subtramas (no falta una que revela la idiosincrasia francesa de la película, y que hace referencia a unos «okupas») parecen tan sumamente desconectadas entre sí que en ocasiones se ponen mutuamente la zancadilla. El factor thriller es tan simplón como era de esperar en Besson, y en conjunto la película carece de ese elemento «artie» que podría llamar la atención de nuevos demográficos en la carrera del galo. Me da francamente igual. La película de McG es, en definitiva, un thriller normal y corriente con un tono más romántico y sentimental de lo esperado, algunas extravagancias europeas, y ello a estas alturas no me genera ningún problema o remordimiento. Lo que me parece mal, dado que estamos ante ese tipo de película, es un metraje un tanto desmedido que se hubiera beneficiado de la economía narrativa de la que hacían gala las dos estupendas entregas de ‘Venganza’.

Pero he aquí que la cinta tiene algo. Ni Besson ni McG tienen más intención que la de entretener, y la sustancia familiar de la película, tan violenta como era de esperar cuando se pone a ello, no me parece ofensiva. No creo que sean características que anulen la dureza de las escenas de acción, ni la velocidad y entretenimiento de la cinta, por mucho que en el caso concreto que nos ocupa, sí que lo saboteen. Entre algún tiroteo reseñable, una excelente persecución de coches que tampoco se pasa de raya (desgraciadamente) y un puñado de actores solventes, la película desliza algunas afirmaciones sobre la paternidad y las familias disfuncionales en un tono más crepuscular y menos macarra que la saga que todavía protagoniza Liam Neeson. Lo que no deja de resultar una interesante variación del cine practicado por Besson, realizador de -recordemos- la fascinante ‘El Profesional’ y ‘Nikita’. Si todo hubiera estado mejor comprimido, o al menos hubiera sido definitivamente extravagante, creo sinceramente que sí estaríamos hablando de una película directamente estupenda, porque así es como está Kevin Costner en la misma. No lo es, y lo acepto. Pero eso no me impide afirmar que vivimos en un mundo un tanto cínico donde trabajos como el presente dan la impresión de no tener valor. Y por ahí yo no paso.

Título: 3 días para matar
Titulo original: Three days to kill
Director: McG
Género: thriller, acción
Fecha de estreno: 9 de mayo de 2014
Intérpretes: Kevin Costner, Hailee Steinfeld, Amber Heard, Connie Nielsen
3 DÍAS PARA MATAR, PÁGINA OFICIAL
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...