Crítica: Al borde del abismo

Al borde del abismo crítica

Título: Al borde del abismo
Título original: Man on a Ledge
Director: Asger Leth
Género: thriller
Duración: 102 minutos
Fecha de estreno en España: 23 marzo de 2012
Intérpretes: Sam Worthington, Jamie Bell, Génesis Rodríguez, Kyra Sedwick, Edward Burns, Ed Harris.
Al borde del abismo, tráiler español
Al borde del abismo, tráiler en inglés
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆  Entretenido, inverosímil y tramposo thriller con robo.

Al borde del abismo exige para ser disfrutada que el espectador no analice demasiado lo que ocurre en pantalla. El guion de la cinta está tan lleno de giros inverosímiles y trampas que aquellos que quieran ver algo más que un thriller entretenido y olvidable pueden llevarse una verdadera decepción.

El largometraje nos cuenta la historia de Nick Cassidy, un policía que ha sido acusado por un robo del que dice ser inocente. Después de dos años en prisión, el antiguo agente aprovecha el entierro de su padre para escaparse. Con una nueva identidad, el joven alquila una habitación en un hotel. Desde la cornisa del establecimiento, el ex agente amenaza con tirarse al vacío si no acude una mediadora que ha saltado a los medios de comunicación por su fracaso en uno de sus últimos trabajos. La acción del ex-policía es solo una maniobra de distracción para permitir que su hermano y la novia de éste atraquen en un edificio cercano.

Este es el punto de partida de una película donde las piruetas de la trama son tan protagonistas como los personajes de carne y hueso. Nadie es lo que parece a simple vista en este thriller donde los responsables se sacan unos cuantos ases de la manda. El director juega con cartas marcadas, aunque el espídico ritmo de la película enmascare un argumento artificioso .

Para colmo de males, los personajes son poco más que monigotes. Los dos ladrones están mostrados como una pareja un tanto simplona, mientras que los papeles de la periodista sedienta de carnaza y la mediadora traumatizada no van más allá del tópico.

Tampoco ayuda demasiado a dotar de cierta credibilidad al conjunto la marmórea composición de Sam Worthington, absolutamente inexpresivo como el expolicía en apuros.

No obstante, pese a su falta de credibilidad y su tramposo guion, Al borde del abismo funciona como efectivo pasatiempo gracias a la efectividad de un realizador que se muestra dotado para crear momentos de genuina tensión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...