Crítica: Amanecer Pt. 1

Título: La Saga Crespúsculo. Amanecer. Parte 1
Título original: The Twilight Saga. Breaking Dawn Part 1
Director: Bill Condon
Duración: 120 minutos
Género: dramaromance
Intérpretes: Kristen StewartRobert PattinsonTaylor Lautner
Amanecer. Parte 1, trailer final
La Saga Crepúsculo. Amanecer. Parte 1, trailer en español
Amanecer, nuevos pósters de Bella, Edward y Jacob
¿Debo ir a verla? ★☆☆☆☆ Tan anodina o más que el resto de la serie de adaptaciones de Stephenie Meyer.

¡Aleluya! Después de tres películas, el vampiro Edward y la humana Bella tienen  contacto carnal. Eso sí, antes han pasado por el altar para formalizar la relación, para evitar que sea pecado. Bienvenidos a La saga Crepúsculo: Amanecer Pt. 1, la penúltima parte de una de las franquicia más insufribles, pacatas y aburridas de la historia del cine.

Bill Condon, que hace años nos deslumbró con la emotiva ‘Dioses y monstruos’, se encarga en esta ocasión de la dirección, aunque  su buena mano no se nota por casi ningún lado. Solo los más cinéfilos podrán intuir  su toque personal en un peculiar y breve flashback en el que Edward acude a un cine donde proyectan ‘La novia de Frankenstein’, obra cumbre de James Whale, director entorno al que giraba la trama de ‘Dioses y monstruos’.

Condon, que cayó en desgracia como realizador después de ‘Dreamgirls’, se limita a ser un artesano a sueldo de la productora. Se trabajo se reduce a rodar con cierto esteticismo la luna de miel del chupasangres y la humana, y filmar con absoluta desgana el largo proceso de gestación del hijo de Edward y Bella.

No obstante, poco puede hacer con el horrible y alargadísimo libreto de Melissa Rossenberg, una guionista que ha olvidado lo que significa la palabra elipsis y se limita a explicar mil veces los razonamientos y motivaciones de los personajes.

No ayudan tampoco  demasiado las siempre ineficaces interpretaciones del trío protagonista. Robert Pattinson nos vuelve a obsequiar con  su rostro de aburrimiento habitual en  el papel del  apocado vampiro Edward, mientras que Kristen Stewart reincide en su eterna cara de asco como la humana que bebe los vientos por él. Taylor Lautner, por su parte,  deja patente su nula capacidad para la actuación como el inexpresivo hombre lobo enamorado de la protagonista.

Con estos elementos,  La saga Crepúsculo: Amanecer Pt. 1 vuelve a ser todo un monumento al aburrimiento. No obstante, eso no es óbice para que millones de espectadores hayan pasado o vayan pasar por taquilla para ver tan enorme bodrio. Supongo que el equivocado debo ser yo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...