Crítica: Atraco por duplicado

Imagen de Atraco por duplicado

Título: Atraco por duplicado
Título original: Flypaper
Género: comedia, thriller
Director: Rob Minkoff
Duración: 105 minutos
Fecha de estreno: 5 de enero de 2012.
Intérpretes: Patrick DempseyAshley Judd,  Octavia Spencer
Atraco por duplicado, tráiler español de una comedia con Patrick Dempsey
¿Debo ir a verla? ★½☆☆☆ Fallido pastiche de comedia y película de atracos sin gracia ni suspense.

Atraco por duplicado es un cóctel donde ninguno de sus elementos acaba de funcionar. Como película de atracos, la cinta no tiene ni el más mínimo suspense. Tampoco sus sobados chistes y unas situaciones hipotéticamente divertidas logran que sea una comedia mínimamente aceptable. Por último, los elementos de película con trama a lo Agatha Christie están metidos con calzador.

Rob Minkoff, director de ‘El rey León’ y las dos partes de ‘Stuart Little’, sigue los pasos de un cliente de un hombre (Patrick Dempsey) que se encuentra secretamente enamorado de una de las cajeras de un banco (Ashley Judd). Mientras él se dispone a dejar la sucursal, se da cuenta que la entidad va a ser asaltada. Rápidamente, se abalanza sobre la mujer que le gusta para salvarla de los atracadores. Pronto comprobará que no son víctimas de un atraco, sino de dos. Para colmo de males, las puertas del banco se cierran automáticamente como suelen hacerlo diariamente a cierta hora. Criminales y víctimas  quedarán atrapados en el lugar durante toda la noche.

Sin partir de una idea original, la cinta podía haber dado bastante más de sí. Sin embargo, el pobre guion de Jon Lucas y Scott Moore, repleto de diálogos sin gracia y sorpresas metidas con calzador, y la rutinaria dirección de Minkoff convierten el filme en un verdadero despropósito. Entre los aspectos más penosos del largometraje hay que señalar los patética pareja de atracadores bonachones, a los que dan vida unos histriónicos Tim Blake Nelson y Pruitt Taylor Vince, o el escaso talento para la comedia más o menos disparatada de Patrick Dempsey, incapaz de ir más allá de su sonrisa de galán talludito.  Por lo demás, no sabemos qué hace aquí un estupendo actor como Jeffrey Tambor. Suponemos que tiene que pagar las facturas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...