Crítica: ‘Bestias del sur salvaje’

Bonito melodrama familiar, cuya originalidad radica únicamente en el contexto en el que tiene lugar. Las mayores emociones las proporcionan la banda sonora y la jovencísima actriz protagonista.

Quvenzhané Wallis

“Los científicos del futuro sabrán que hubo una Hushpuppy, que vivió con su padre en La Bañera”. Bestias del sur salvaje se cierra con estas palabras, que ya han sonado previamente en la voz en off de la protagonista del film, una niña que habita en un extraño lugar, un bayou anegado por las aguas, en el que convive con su padre enfermo y otros amigos a los que no les falta coraje, y en el que imagina a su madre, que los abandonó tiempo atrás. Son palabras que suenan a autoafirmación de una existencia notable que la película se empeña en señalar desde la épica.

Bestias del sur salvaje es un film narrado con energía y sorprendente destreza para ser de un jovencísimo debutante. También es la carta de presentación de un universo distinto y fascinante, un hábitat solo para almas llenas de vitalidad, para los que prefieren los festivos a los laborables y rompen los cangrejos por la mitad con sus propias manos para disfrutar de su carne. Zeitlin nos zambulle en tan recóndito lugar con el nervio de un documentalista pero acordándose de la fantasía, con la forma de unas amenazadoras bestias prehistóricas que logran volver a la vida gracias al deshielo de los polos y se dirigen a La Bañera con malas intenciones.

Todo ello da al film un innegable interés, hace de su contemplación algo único, pero, por desgracia, no hace que el relato sea especialmente original. Ni el impactante contexto ni los asomos de magia o crítica social logran distraernos de lo que realmente tenemos delante: una historia de aprendizaje y superación, un “viaje del héroe” en toda regla, por utilizar un término narratológico muy extendido, en el que Hushpuppy debe aprender a sobrevivir sola y a hacer efectiva esa autoafirmación que incluyen sus palabras, que por cierto no son propias de una cría de menos de diez años que no ha sido educada en una escuela convencional (ni aunque lo hubiera sido). Cosas de la magia.

Bestias del sur salvaje no destaca por tanto por lo novedoso de su fondo, pero hay razones de sobra para no alejarse de ella. Además del descubrimiento de la forma tan alegre que tienen en La Bañera de encarar la existencia, las imágenes están acompañadas de una música bellísima y saben encontrar su propia personalidad dentro de un inequívoco “espíritu Sundance”. Pero, sobre todo, en el recuerdo quedan Hushpuppy y la increíble vivacidad con la que se mueve ante la cámara la revelación Quvenzhané Wallis. En este sentido, gran parte del mérito hay que reconocérselo al propio director, ya que los métodos para trabajar con niños son inescrutables. Algunos de los grandes jamás se atrevieron, se han atrevido ni se atreverán.

Titulo: Bestias del sur salvaje
Título original: Beasts of the southern wild
Director: Benh Zeitlin
Duración: 91 minutos
Género: Drama, Fantasía
Fecha de estreno: 25 de enero
Intérpretes: Quvenzhané Wallis, Dwight Henry.
Bestias del sur salvaje, tráiler y clips subtitulados
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...