Crítica: ‘El llanero solitario’

La película de Gore Verbinski es una producción demasiado aparatosa donde la confluencia de distintos elementos no acaba de funcionar.

 Fotograma de 'El llanero solitario'

La nueva versión de ‘El llanero solitario’ perpetrada por Gore Verbinski es uno de esos largometrajes que juega en demasiados campos. Intenta renovar un personaje mítico de la cultura pop estadounidense, aunque a la vez trate de aplicar el espíritu espectacular y bufo de la franquicia ‘Piratas del Caribe’ a las películas del Oeste. Por último, pretende homenajear al western reuniendo casi todos los elementos del género. El resultado es un particular monstruo de Frankenstein donde las piezas no acaban de estar bien ensambladas.

Como revisión del justiciero creado para la radio estadounidense que alargó su vida en los cómics y la televisión, el largometraje de Verbinski toma los aspectos más superficiales. Nos encontramos con un ranger enmascarado que lucha contra la ley, usa balas de plata, tiene un compañero de aventuras llamado Toro (Tonto en el original estadounidense) y monta un caballo blanco. Además, se rescata la ‘Obertura de Guillermo Tell’, la pieza de Rossini que sirvió como leiv motif del personaje.

No obstante, se ha optado por dejar a un lado el espíritu del original para optar por el tono bufo y espectacular propio de la saga de ‘Piratas del Caribe’.Además de los chistes y las secuencias de acción llevadas al paroxismo, la cinta delata su deuda con la franquicia en el personaje de Toro. El acompañante fiel de El llanero solitario está dibujado a semejanza de Jack Sparrow y otros papeles estrambóticos en los que hemos visto a Johnny Depp.

Por otra parte, la cinta intenta homenajear al western clásico acumulando todos y cada uno de los elementos más característicos. A lo largo de sus casi dos horas y media de metraje, aparecen la caballería, los indios, las emboscadas en los desfiladeros, la construcción del ferrocaril, asaltos al tren, buscadores de metales preciosos y los maravillosos parajes de Monument Valley, que fueron inmortalizados por algunas de las obras maestras de John Ford.

Por si fuera poco, el guion, escrito a seis manos, incluye elementos fantásticos en una historia de venganza, la de el propio Llanero solitario y su compañero Toro contra aquellos que mataron a sus seres queridos.

El conjunto es un producto aparatoso y desigual donde nada acaba de funcionar del todo, aunque haya elementos destacables, como la secuencia del asalto al tren, una divertida Helena Bonham Carter como prostituta, un magnífico Tom Wilkinson como uno de los malos de la película, la espléndida dirección artística y algunos chistes de Toro. En el debe de esta exagerada película hay que añadir el escaso carisma de Armie Hammer, demasiado soso para el papel de El llanero solitario.

Título: ‘El llanero solitario’
Título original: ‘The Lone Ranger’
Director: Gore Verbinski.
Género: Western, acción.
Duración: 149 minutos
Fecha de estreno en España: 14 de agosto de 2013.
Intérpretes: Armie Hammer, Johnny Depp, Tom Wilkinson, William Fichtner, Ruth Wilson, Helena Bonham Carter, James Badge Dale, Bryant Prince, Barry Pepper, Harry Treadaway, James Frain, Mason Elston Cook, Joaquín Cosío.
Tráiler final en español
Segundo tráiler español
Primer tráiler español
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...