Crítica: Guest

Crítica: Guest

Título: Guest
Directores: José Luis Guerín
Duración: 130 minutos
Fecha de estreno en España: 25 de marzo de 2011
Intérpretes: José Luis Guerín, Jonas Mekas, Chantal Akerman
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Obra menor de uno de los más arriesgados directores de la cinematografía mundial.

José Luis Guerín es uno de los nombres fundamentales del cine actual. Cintas como ‘Innisfree’, ‘Tren de sombras’ o ‘En construcción’ han conseguido que el nombre del catalán traspase fronteras. Su cinefilia y su particular forma de difuminar los límites entre la realidad y la ficción en su trayectoria fílmica le han llevado a triunfar en numerosos festivales. Su mera presencia en ellos es ya un aliciente para el seguidor del cine más arriesgado.
Guest nace en cierta manera de la presencia del director como invitado en esos certámenes. Armado con una pequeña cámara de vídeo, Guerín ha aprovechado para sumergirse de cierta manera en la sociedad de los países que le ha tocado visitar. Lo hace dejando a un lado la actividad de los festivales que han solicitado su asistencia para perderse en cierta manera entre la gente anónima.  Sólo los directores Jonas Mekas y Chantal Akerman son las únicas excepciones, aunque no sean arbitrarias. Ambos han desarrollado en parte de su carrera un especial interés por borrar los límites de la realidad y la ficción, al igual que el cineasta español. De hecho, como ya es habitual en él, el director nos ofrece como lo realidad lo que tiene parte de creación. No es baladí que Guerín introduzca aquí fragmentos de ‘ Jennie’ o ‘Los viajes de Sullivan’. Ambas películas hablande la relación entre el creador y la obra de arte, al igual que Guest.

Con estas armas, el vasco vuelve a burlarse de las convenciones genéricas  al convertir elementos  sacados aparentemente del documental, como esos santones callejeros que en diversos países nos alertan sobre el fin del mundo, en elementos de una película de ficción casi apocalíptica.

Lástima que las interesantes propuestas del filme se vean lastradas por un excesivo metraje de 130 minutos. Con hora y media, el célebre cineasta podría haber contado lo mismo con un resultado bastante más redondo y ameno.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...