Crítica: Los otros dos

Los otros dos crítica

Título: Los otros dos
Título original: The other guys
Director: Adam McKay
Género: comedia, acción
Fecha de estreno en España: 12 de noviembre
Intérpretes: Will Ferrell, Mark Wahlberg, Michael Keaton, Steve Coogan, Eva Mendes, Anne Heche, Samuel L. Jackson, Dwayne Johnson, Ray Stevenson
Tráiler en español de Los otros dos
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆ Graciosa en su primera mitad, para después volverse cansina durante la segunda parte.

Los otros dos es una nueva comedia disparatada, que bebe de las tradicionales buddy movies policiacas para construir un vehículo de lucimiento a mayor gloria de Will Ferrell. Como pareja fílmica del conocido cómico, tenemos a Mark Wahlberg, mientras que entre los secundarios nos encontramos con nombres nada despreciables como Eva Mendes, Steve Coogan o Michael Keaton. A modo de colaboración especial, la película también cuenta con la presencia de Samuel L. Jackson y Dwayne Johnson (antes conocido como The Rock), en unos papeles que, en verdad, merecerían una película propia.

Los otros dos cuenta la historia de dos policías (Ferrell y Wahlberg) de caracteres opuestos, como mandan los cánones del género, y que forman la pareja más incompetente de su departamento. Al mismo tiempo, Samuel L. Jackson y Dwayne Johnson son los típicos policías superestrellas, que suelen andar metidos en los casos más frenéticos, de los cuales salen siempre victoriosos, causando la admiración y envidia del resto de compañeros del cuerpo. Sin embargo, una inesperada vuelta de tuerca del destino hará que Ferrell y Wahlberg tengan la oportunidad de ocupar el lugar de los superagentes.

La película avanza durante su primera mitad a base de gags que funcionan de manera razonablemente correcta, con diálogos y situaciones que harán las delicias de los amantes del humor algo grueso, e incluso soez. Sin embargo, cuando empieza la acción propiamente dicha, queda en evidencia que los guionistas no han sabido articular un hilo argumental lo suficientemente sólido como para que la película aguante el tipo durante la hora cuarenta y pico de proyección. Las persecuciones, que debieran ser en principio dinámicas y divertidas, acaban siendo bastante planas, absurdas (en el peor sentido) y carentes de toda comicidad.

Por otro lado, la química entre Ferrell y Wahlberg no acaba de funcionar del todo. Cada uno interpreta los papeles arquetípicos de sus propias filmografías, pensando que ese contraste va a ser suficiente para enganchar al espectador, y no se esfuerzan en adaptarse y buscar un lugar en común. Asimismo, los actores secundarios están bastante desaprovechados, especialmente Steve Coogan, cuyo personaje, una especie de Madoff british, tiene más de mcguffin ‘pasivo’ que de personaje propiamente dicho. Lástima, porque con un poco de trabajo bien hecho, la película hubiese sido un festival de risas en vez de caras de indiferencia, provocadas la alargadísima segunda mitad del film.

Los otros dos, por tanto, es una película fallida que partía de una buena idea, pero que no encuentra la manera de avanzar hacia ningún lado, quedándose en un entretenimiento pasable que uno termina de ver casi más por compromiso que por gusto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...