Crítica: Micmacs

micmacs

Título: Micmacs
Título original: Micmacs à tire-larigot
Director: Jean Pierre-Jeunet
Género: comedia
Fecha de estreno: 17 de junio
Intérpretes: Dany Boon, Dominique Pinon,André Dussollier, Yolande Moreau.
Micmacs, trailer español de la última película de Jean Pierre Jeunet
¿Debo ir a verla? ★★★½☆ Efectiva vuelta a los inicios del siempre interesante Jean Pierre-Jeunet.

Jean Pierre-Jeunet vuelve en cierta medida al universo de ‘Delicatessen’, aquel debut en el largometraje que firmara junto a Marc Caro, con Micmacs. El realizador francés quizá había dulcificado demasiado su estilo con ‘Amelie’ y ‘Largo domingo de noviazgo’, las dos películas protagonizadas por Audrey Tautou que consiguieron abrirle al público mayoritario junto a Alien ResurrectionMicmacs supone el regreso del director a las películas de reparto casi coral, fuertemente incluidas por el cine mudo de Buster Keaton o Charlie Chaplin, y pobladas por personajes estrafalarios que deambulan en un decorado donde se dan cita elementos del presente con otros procedentes del pasado. Quizá no haya la radicalidad de ‘Delicatessem’, aunque tampoco sea una obra tan mainstream como la últimas películas del cineasta francés.

El largometraje sigue los pasos de Bazil, un hombre que vio cómo su vida cambió cuando su padre murió a consecuencia de la explosión de una mina anti-persona.  Ya adulto, su existencia dará un vuelco cuando reciba de manera involuntaria un tiro en la cabeza. La bala no le matará, aunque lo mantendrá siempre a un paso de la muerte. Desesperado y sin trabajo, el joven encontrará consuelo en un peculiar grupo de personajes que vive en una extraña comuna. Un día, mientras pasea por la ciudad, se dará cuenta que la empresa que fabricó la mina que terminó con la vida de su progenitor y la empresa de la que salió la bala que lleva en la cabeza se encuentran frente a frente. Pronto trazará un plan para acabar con ambas. Contará para ello con la ayuda de su particular grupo de amigos.

Con este argumento, Jeaunet da al conjunto la exuberancia visual característica de sus películas, mientras nos presenta a un grupo de personajes que, a excepción de los villanos, resulta difícil no querer. Lo hace con los diálogos justos y utilizando un  tipo de comedia física muy típica del cine mudo, de cineastas del sonoro como Jacques Tati o los dibujos animados de la Warner. Todo ello renunciando al realismo para realizar un bonito cuento moral en contra de las armas.  Por si fuera poco, unos  actores en estado de gracia, donde destaca un entrañable Dany Boon, consiguen que nos hagamos todavía más participes de sus peculiares acciones de bienintencionado terrorismo naíf.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...