Crítica: ¡Qué dilema!

¡Qué dilema!

Titulo: ¡Qué dilema!
Título original: The dilemma
Director: Ron Howard
Género: ¿comedia?
Duración: 112 minutos
Fecha de estreno: 3 de junio
Intérpretes: Vince Vaughn, Kevin James, Winona Ryder, Jennifer Connelly, Channing Tatum, Queen Latifah.
¡Qué dilema!, tráiler en español
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆ Desconcertante ¿comedia? sin carisma y con los actores perdidos.

Ron Howard es el desconcierto hecho director de cine. O puede que sencillamente no sea un cineasta con demasiado interés. Hacia mediados de los 80, su especialidad eran los divertimentos insustanciales, como ‘1,2,3… splash’. Diez años después, decidió que quería ganar el Oscar, y lo acabó consiguiendo gracias a la insufrible pomposidad de ‘Una mente maravillosa’. Supo ver que en ‘El código Da Vinci’ y secuela había dos éxitos comerciales monumentales, pero no pudo llevarlos más allá de la categoría de tv movies apañadas. Para despistar aún más, hizo una película notable que no vio casi nadie, ‘El desafío: Frost contra Nixon’. Con ¡Qué dilema!, parece que ya se ha perdido hasta él mismo.

Y es que estamos ante una problemática pseudocomedia con ciertas pretensiones emocionales, un poco a la manera del cine de Judd Apatow. Sus principales cargas son el escaso carisma de los personajes y lo ridículo de algunas situaciones (la persecución que hace el protagonista de la infiel esposa de su mejor amigo). La faena la remata el terrible casting, sobre todo la selección de los intérpretes masculinos. Si Channing Tatum y un esforzado Vince Vaughn deberían haber estado más controlados, lo de la falta de recursos de Kevin James clama al cielo (y encima, a su personaje se le perdonan sus vicios, en una decisión de guión y/o montaje tremendamente misógina).También Queen Latifah se pasea por algunas secuencias, aumentando la irritación que causa el conjunto, aunque su problema no está tanto en la interpretación como en el hecho de que su personaje es absolutamente innecesario.

Pero no todo en ¡Qué dilema! es tan terrible. El guionista Allan Loeb sabe guardarse informaciones determinantes para ir desvelándolas poco a poco, manteniendo distraído al personal. El apartado musical también llama la atención por momentos, al dinamitar las imágenes a las que acompaña. Pero no nos engañemos. Ron Howard, que seguramente ha querido volver a la levedad que no practica desde ‘EDtv’ (1999), no ha conseguido que este motor suene con la suficiente fuerza. Y el vergonzante epílogo en una cancha de hockey no ayuda a arreglar las cosas.

En Notas de Cine | Tráiler de ¡Qué dilema! |

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...