Crítica: Still Walking

Crítica: Still Walking

Título: Still Walking (Caminando)
Título original: Aruitemo, Aruitemo
Director: Hirokazu Kore-eda
Duración: 108 minutos
Género: drama
Intérpretes: Abe Hiroshi, Natsukawa Yui, You, Takahashi Kazuya, Kiki Kirin
Trailer: Still Walking (Caminando)
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ Un exquisito derroche de sensibilidad. Este sutil retrato de una familia es heredero del mejor cine japonés.

Las relaciones familiares son todo un filón para los cineastas en general, y para los que proceden de Japón en particular. La obra de Ozu suele ser la referencia principal para dicha temática, y precisamente esta Still Walking (Caminando) tiene no pocos puntos en común con Cuentos de Tokio, el film más conocido del inmortal director. La familia, la vejez, los reproches ocultos y la pérdida son temas a los que se acerca con una mirada más moderna Hirokazu Kore-eda, pero sin perder de vista a su principal predecesor.

Los personajes de Still Walking están vivos, y esto se agradece en estos tiempos en los que el cine parece contagiado de una cierta deshumanización. Cada miembro de la familia tiene su propia personalidad, sus miedos y sus dolores. La abuela trata de ser tan atenta como siempre, pero sufre por el hijo fallecido y por lo poco reconocido de las labores que ha realizado durante toda su vida. Su hijo vivo no puede combatir con el recuerdo de su hermano, y trata de no mostrar sus debilidades a sus progenitores. Y hay más personajes, siempre bien trazados por el guión y magníficamente construidos por los actores. Sin embargo, el anciano cascarrabias es la presencia más significativa en la película. Perdido y melancólico, se une a la lista de grandes personajes de este tipo que nos está deparando este año el buen cine (y que incluye al Walt Kowalski de Gran Torino y muy posiblemente al protagonista de Up).


Kore-eda aporta sentimientos constantes a su obra. Sin que argumentalmente ocurra prácticamente nada, la tristeza y el arrepentimiento (muy posiblemente originados en la propia experiencia vital del autor) visitan constantemente la pantalla. Después de una obra temáticamente más intensa pero algo sobrepasada en sus resultados como Nadie sabe, con Still Walking el director se eleva al olimpo de los mejores realizadores de un país, donde el cine, desde siempre, está hecho de otros mimbres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...